Von der Leyen desoye sus intervenciones y no se pronuncia sobre la mesa de diálogo

   ESTRASBURGO, 15 (EUROPA PRESS)

El eurodiputado de ERC, integrado en el grupo Verdes-Ale, ha pedido este miércoles a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, apoyar la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, mientras que la eurodiputada de Junts Clara Ponsatí ha reprochado al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que la «represión sigue», pese a que hable de diálogo.

En su intervención ante el Parlamento Europeo en el Debate sobre el Estado de la Unión, Solé ha defendido que, pese a que augura que Von der Leyen insistirá en que se trata de un asunto interno, la UE debería «seguir esta negociación y apoyarla tanto como pueda».

«En un espacio democrático como el que queremos que sea la UE, los conflictos sobre la autodeterminación necesitan una solución democrática y negociada. Otras respuestas de tipo autoritaria no tienen cabida en nuestra UE», ha añadido el día en que la mesa de diálogo se reunirá en Barcelona.

Por su parte, Ponsatí ha recriminado a Sánchez que hable de diálogo, pese a que «la persecución sigue», y lo ha ejemplificado con que la Audiencia Nacional haya procesado por presunta pertenencia a organización terrorista a los 13 miembros de los CDR vinculados a la ‘Operación Judas’, ya que cree que los cargos por los que se les acusa están fabricados, en sus palabras.

«¿Qué es lo que está proponiendo Sánchez? Represión política y cultural, sofoco económico y sumisión, pero los catalanes no sucumben al miedo», ha recordado la manifestación del sábado con motivo de la Diada y ha insistido en que, a su juicio, ningún otro movimiento en Europa tiene tanto apoyo popular como el independentismo.

Así, ha avisado de que, «pese a la represión española y la indiferencia de las instituciones europeas», el independentismo logrará salir adelante, según ella.

«EL TALÓN DE AQUILES DE LA UE»

En su turno de réplica, Von der Leyen ha desoído las intervenciones de Solé y Ponsatí, y no se ha pronunciado sobre la mesa de diálogo y el conflicto catalán, y a continuación Ponsatí ha vuelto a intervenir como representante de los No Inscritos y ha lamentado que «el Estado español no ha hecho nada para detener la represión» y ha recriminado que en la UE no haya preocupación al respecto.

«Mirar hacia otro lado no va a funcionar, esto tiene un gran coste», y ha advertido de que, si la UE no controla la independencia judicial de España, después no podrá dar lecciones de moral a otros países del mundo.

En este sentido, ha afirmado que «España es el talón de Aquiles de la UE» y que, en sus palabras, es la base del autoritarismo que se extiende en las instituciones europeas.

Fuente: Europa Press