Aseguran que pese al Brexit los británicos usan el control automático de validación de pasaporte, aunque en fila separada de los europeos

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) –

La Policía Nacional planeó hace semanas un refuerzo «estructural» de 500 agentes para las plantillas fijas que prestan servicio en los doce principales aeropuertos de España, según han informado este martes fuentes de este cuerpo dependiente del Ministerio del Interior. Además, han reiterado que no tienen «ninguna queja» por retrasos derivados en los controles para el sellado de pasaportes.

En concreto, y pese a las críticas por las supuestas 15.000 pérdidas de conexiones que Iberia relaciona con la falta de agentes y la dilación de los controles, las citadas fuentes sostienen que la Comisaría General de Extranjería y Fronteras no ha recibido ninguna queja ni de pasajeros ni de AENA ni de las aerolíneas que operan en los aeropuertos españoles.

También recuerdan que la Comisión Europea autorizó a Interior para que los ciudadanos británicos afectados tras el Brexit por la salida del Tratado Schengen pudieran utilizar los controles automáticos –las conocidas como puertas ABC– para agilizar el sellado de pasaportes, aunque en una fila específica y sin mezclarse con el resto de pasajeros europeos.

REFUERZO TRAS REUNIONES CON AENA

Fuentes policiales y del Ministerio del Interior se han remitido, además, a las reuniones periódicas con AENA una vez recuperado el tráfico aéreo que se suspendió durante la pandemia de Covid-19. Señalan que fue en estas citas donde se acordó el dispositivo policial que complementa desde el 20 de junio con 500 efectivos el despliegue en doce aeropuertos españoles, sin contar con refuerzos puntuales y adicionales de la unidad móvil de fronteras o en comisión de servicio por indicación de las jefaturas superiores.

De estos 500 policías que pasan a ser «estructurales» en la plantilla, 189 irán al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, 90 lo harán al de Barcelona-El Prat y 50 al de Mallorca. El resto de agentes se desplegarán por Alicante, Málaga, Valencia, Menorca, Ibiza, Tenerife Sur, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria.

Según los cálculos de la Policía con datos de AENA, la previsión de vuelos en 2022 será ligeramente inferior a 2019, el último año antes de la pandemia. En el caso de Barajas, pasará de 19 millones de pasajeros a los 18,7 millones previstos para este año. Pese a esto, en Madrid habrá 189 efectivos policiales más, hasta sumar más de 600, lo que representa un incremento del 40%.

De forma global, en estos años se aumentarán la cifra de policías en aeropuertos españoles pasando de 1.456 funcionarios en 2019 a 1.726 en 2022, incluyendo aquí los 500 de refuerzo. Se trata de funcionarios que se encargan del control de la frontera exterior, como ocurre con las policías del resto de países del espacio Schengen, pero en ningún caso de las conexiones interiores dentro de España.

CRÍTICAS DEL SECTOR TURÍSTICO

A las críticas de Iberia y de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) se ha sumado en las últimas horas la Mesa del Turismo de España, que ya criticó el año pasado la gestión en los aeropuertos del ministro Fernando Grande-Marlaska. Según esta plataforma, se está viviendo «una situación de caos», de ahí que hayan pedido la mediación en el asunto de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

El Ministerio del Interior lleva desde ayer negando este extremo: «Reiteramos que no se están produciendo colas o retrasos que vayan más allá de situaciones puntuales generadas por la coincidencia de varios vuelos procedentes desde fuera del espacio Schengen, y no existe constancia de que se hayan producido pérdida de vuelos, mucho menos las cifras de 15.000 que se está difundiendo sin demostración alguna, por incidencias en el control de pasaportes».

La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital también ha pedido explicaciones por las críticas del sector, principalmente de ALA, que señala que unos 3.000 pasajeros perdieron en Semana Santa su vuelo en el aeropuerto madrileño y, desde el 1 de marzo, 15.000 pasajeros de Iberia no habrían llegado a tiempo de coger su conexión aérea por las demoras en los controles.

Fuente: Europa Press