VALÈNCIA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) –

Los agentes de la Policía Local de València han denunciado durante el fin de semana a un total de 231 persones por no llevar mascarilla y a 26 por fumar sin la distancia interpersonal que requieren las medidas sanitarias para frenar la pandemia de coronavirus.

En concreto, el viernes las propuestas de sanción por no llevar adecuadamente la mascarilla ascendieron a 90; el sábado, se registraron 80 denuncias y el domingo 61, ha precisado el Ayuntamiento de València. Asimismo, desde el viernes, se han acumulado 26 denuncias por fumar en la calle sin guardar distancias.

El concejal de Protección Ciudadana, Aaron Cano, ha tachado la situación de «preocupante» y ha recordado que «debemos incorporar la mascarilla como parte de nuestra indumentaria diaria».

Sobre las multas interpuestas, ha subrayado que «son un elemento preventivo» y que la Policía Local de València «no tiene entre sus pretensiones conseguir mayor número de sanciones» sino que su objetivo es «que no hicieran falta estas sanciones».

«Deberíamos entender que este es un elemento coercitivo para salvaguardarnos a todos», ha insistido, antes de remarcar que «las acciones individuales son el elemento nuclear para hacer frente al coronavirus».

Cano también ha incidido en que «os derechos y libertades de la ciudadanía valenciana» están «en entredicho por el efecto de la covid-19» y ha puesto el foco en el «reto de garantizar o ayudar a garantizar el derecho a la educación» de los niños que «desde hace meses no han ido a sus centros escolares», «algo que es una merma muy importante para ellos».

«Por eso, la Policía Local de València está sancionando a quien no use la mascarilla y no guarde las distancias a la hora de fumar». «Lo que estamos haciendo con esto es salvaguardar los derechos de toda la ciudadanía», ha zanjado.

Fuente: Europa Press