PALMA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) –

La Policía Local de Palma ha realizado rondas estas semanas para recordar a los comerciantes la obligación del cierre de locales con venta de bebidas alcohólicas en el marco de la Ley contra el Turismo de Excesos.

Así, agentes de la Policía Local de Palma han visitado los locales que están sujetos a esta normativa, que tiene como objetivo trabajar para minimizar los comportamientos incívicos y velar por el orden público.

Desde la Policía Local han recordado que la prohibición nace al amparo de la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, que recoge la facultad de establecer una limitación temporal y territorial de una actividad, ya que «puede justificarse la limitación de la duración de la autorización o de los efectos de la comunicación o la declaración responsable por la existencia de una razón imperiosa de interés general».

Respecto a las sanciones que se aplican, en las infracciones muy graves corresponde una sanción entre 60.001 y 600.000 euros. En las infracciones graves corresponde una sanción entre 6.001 y 60.000 euros, mientras que en las leves, entre 1.000 y 6.000 euros.

Fuente: Europa Press