MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) –

Observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) han informado este viernes de que las violaciones del alto el fuego en la región ucraniana oriental del Donbás han registrado un «aumento importante».

En concreto, se han registrado 222 violaciones al alto el fuego en la zona del Donetsk, de las cuales 135 han sido han sido explosiones, mientras que en Lugansk, se han registrado 648 violaciones, de las cuales 519 han sido explosiones, según ha explicado la OSCE en un informe.

Estas cifras reflejan un aumento significativo de la violencia armada en el este de Ucrania, tal y como ha apuntado la organización, que ha reiterado «la necesidad» de abstenerse del uso de la fuerza y de desescalar una situación «ya tensa».

«La retórica cada vez más hostil e incendiaria que hemos escuchado recientemente socava los esfuerzos para fomentar la paz, la estabilidad y la seguridad y aumenta el riesgo de nuevos enfrentamientos y escaladas. Debe cesar», ha pedido la organización en un comunicado.

Las fuerzas gubernamentales ucranianas están luchando contra las fuerzas separatistas prorrusas en la región del Donbás. Ambas partes se han acusado de decenas de violaciones del alto el fuego.

Mientras tanto, se han llevado a cabo evacuaciones en las regiones de Lugansk y Donetsk, trasladando a miles de personas a la región rusa de Rostov, al este del país.

Fuente: Europa Press