Archivo - El secreatrio general de la ONU, António Guterres


Archivo – El secreatrio general de la ONU, António Guterres – Marwan Naamani/dpa – Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Grifitths ya ha mantenido algunos contactos y tiene previsto viajar próximamente a Kiev y Moscú

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha anunciado este lunes el nombramiento de Martin Griffiths como mediador para lograr un «alto el fuego humanitario» para Ucrania.

«Hoy anuncio que en el ejercicio de mis buenos oficios he pedido a nuestro coordinador humanitario a nivel mundial que explore de inmediato con las partes implicadas un posible acuerdo para un alto el fuego humanitario en Ucrania», ha afirmado Guterres en rueda de prensa.

Guterres ha señalado así que «la solución a esta tragedia humanitaria no es humanitaria, sino política». Por ello ha pedido un alto el fuego «para permitir avances en unas negociaciones políticas serias para lograr un acuerdo de paz basado en los principios de la Carta de Naciones Unidas».

Además, este alto el fuego «permitirá que la ayuda humanitaria esencial sea entregada y los civiles se puedan mover con más seguridad». «Salvará vidas, evitará sufrimientos y protegerá a los civiles», ha asegurado.

El enviado de Guterres, Griffiths, ocupa formalmente el cargo de secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios. El propio Guterres ha explicado que la labor de mediación ya ha comenzado y que Griffiths se encuentra en Kabul, aunque «ya ha mantenido algunos contactos». Posiblemente viajará a Moscú y Kiev próximamente, ha indicado Guterres.

El máximo responsable de la ONU ha destacado que el discurso de los dirigentes de Ucrania y Rusia y las mociones presentadas ante el Consejo de Seguridad sobre un posible alto el fuego «creo que es el momento en el que pienso que tiene sentido que la ONU tome la iniciativa».

Además, al ser interrogado por la posibilidad de que la ONU ponga los medios para garantizar el cumplimiento del alto el fuego, Guterres ha indicado que «depende de la voluntad de las partes».

En cuanto a los recientes comentarios del presidente estadounidense, Joe Biden, sobre que su homólogo ruso, Vladimir Putin, «no puede seguir en el poder», Guterres ha hecho un llamamiento a la reducción de la tensión. «Necesitamos una desescalada militar y una desescalada de la retórica», ha afirmado.

RESPUESTA HUMANITARIA

«Desde el inicio de la invasión rusa, hace un mes, la guerra ha provocado la pérdida de miles de vidas; diez millones de desplazados, principalmente mujeres y niños; la destrucción sistemática de infraestructuras esenciales y que se hayan disparado los precios de los alimentos y la energía a nivel mundial», ha resaltado Guterres por otra parte. «Esto debe parar», ha agregado, antes de destacar que la ONU «está haciendo todo lo que está a su alcance».

Guterres ha recordado que las agencias humanitarias de la ONU han ayudado a los países que han acogido a los refugiados, pero también a casi 900.000 personas dentro de Ucrania, principalmente en el este del país, con alimentos, refugio, mantas, medicamentos, agua embotellada y suministros de higiene.

«Ahora mismo hay más de 1.000 trabajadores de la ONU en el país trabajando a través de ocho centros humanitarios en Dnipró, Vinnitsia, Leópolis, Úzgorod, Chernivtsí, Mukachevo, Lugansk y Donetsk», ha destacado Guterres, que ha mencionado en particular la labor del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuera de Ucrania, Guterres ha recordado que la guerra tiene «consecuencias globales» que podrían agravar el «hambre» en países ya acuciados por la recuperación de la pandemia.


654343.1.260.149.20220328180715
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press