01 March 2022, Ukraine, Kramatorsk: A nurse covers medical equipment for protection in Kramatorsk city hospital, amid the Russian invasion of Ukrain. Photo: Andriy Andriyenko/SOPA Images via ZUMA Press Wire/dpa

Una enfermera recubre equipo médico en el hospital de la ciudad ucraniana de Kramatorsk, durante la invasión rusa. Andriy Andriyenko/SOPA Images via ZUMA Press Wire/dpa

En directo | Crisis en Ucrania

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido de que han recibido «varios informes no confirmados» de ataques a hospitales e infraestructuras sanitarias en Ucrania, y ha confirmado el ataque a un hospital durante la semana pasada «en el que murieron cuatro personas y 10 resultaron heridas, incluyendo a 6 trabajadores sanitarios».

«La inviolabilidad y neutralidad de la atención sanitaria, incluyendo a los trabajadores de la salud, los pacientes, los suministros, el transporte y las instalaciones, y el derecho a un acceso seguro a la atención, deben respetarse y protegerse», ha apuntado Tedros.

Así, el director general de la OMS ha sentenciado que «los ataques a la atención sanitaria son una violación del derecho internacional humanitario».

En rueda de prensa, Tedros también ha confirmado que este jueves llegará a Polonia el primer envío de la OMS con material sanitario, que incluye 36 toneladas de suministros para la atención traumatológica y la cirugía de emergencia para atender las necesidades de un total de 1.000 pacientes, y otros suministros sanitarios para satisfacer las necesidades de 150.000 personas.

En este punto, Tedros ha hecho hincapié en que «la OMS siempre ha estado presente en Ucrania», al contar dicho país con una oficina de la OMS Europa en su territorio. «Antes del conflicto, la OMS distribuyó suministros de emergencia a 23 hospitales, aunque nuestros suministros posicionados en Kiev son actualmente inaccesibles», ha alertado.

NECESIDAD DE UN CORREDOR HUMANITARIO

Es por ello que Tedros ha insistido en la importancia de construir un corredor humanitario para asegurar que estos suministros lleguen a los hospitales. «Hay una necesidad urgente de establecer un corredor para garantizar que los trabajadores humanitarios y los suministros tengan un acceso seguro y continuo para llegar a las personas necesitadas», ha reclamado el director general de la OMS.

Así, el organismo sanitario de las Naciones Unidas ha liberado hasta ahora 5,2 millones de dólares del Fondo de Contingencia para Emergencias (4,7 millones de euros). «Nuestras necesidades para los próximos tres meses son 45 millones de dólares para Ucrania (40,6 millones de euros), y 12,5 millones de dólares (11,2 millones de euros) para apoyar a los países vecinos a atender a los refugiados», ha detallado Tedros.

FALTA DE OXÍGENO EN LOS HOSPITALES

Así las cosas, Tedros también ha advertido de que la guerra empeorará la situación de la Covid-19 en Ucrania, un país donde, además de su baja tasa vacunal, ya se está produciendo una carencia de oxígeno para los pacientes.

«Antes del conflicto, Ucrania había experimentado un reciente aumento de casos de Covid-19. Las bajas tasas de pruebas desde el inicio del conflicto significan que es probable que haya una importante transmisión no detectada», ha asegurado Tedros.

«Junto con la baja cobertura de vacunación, esto aumenta el riesgo de que un gran número de personas desarrollen una enfermedad grave», ha afirmado, para añadir que «la escasez crítica de oxígeno tendrá un impacto en la capacidad de tratar a los pacientes con Covid-19 y muchas otras condiciones». Durante la rueda de prensa, se ha advertido de que la cobertura vacunal en algunas regiones de Ucrania apenas llega al 20 por ciento, si bien en otras regiones alcanza el 65 por ciento.

Según ha informado el director general de la OMS, al menos tres grandes plantas de oxígeno en Ucrania han cerrado ya. «Estamos buscando formas de acceder a oxígeno de países vecinos y formas de entregarlo de forma segura donde se necesita», ha avanzado Tedros, que ha aclarado que, aunque hay reservas todavía en el país, «lo difícil es hacerlo llegar a las ciudades que están aislados».

Por su parte, el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, ha estimado que «2.000 personas están necesitando oxígeno para sobrevivir a la Covid-19 en Ucrania».

«Esta cifra no ha cambiado, pero el número de niños con neumonía y de personas con heridas de guerra ha aumentado, y el oxígeno es algo que no puede esperar», ha alertado. «Si no logramos llevar oxígeno al sistema sanitario, se van a morir muchas personas innecesariamente», ha advertido.

«Cuando uno ve enfermeras ofreciendo oxígeno a bebés en refugios, en los hospitales, es devastador. Vemos a mujeres en sótanos cuidando a estos niños. Pero, cuando tienes 65 años, nadie puede llevarte a un sótano por las escaleras», ha lamentado, en referencia al gran número de mayores que permanecen ingresados en los hospitales ucranianos por Covid-19.

Por otro lado, ha insistido en que los suministros que está enviando la OMS «están diseñados para la situación», e incluyen grapas, suministros de cirugías «de envergadura» y kits para amputaciones. «Creo que esto puede dar una idea más gráfica de lo que está pasando. El sistema sanitario va a tener que recomponer a muchas de estas victimas», ha lamentado Ryan, para añadir que ahora lo importante es «salvar las vidas de los heridos en el conflicto».

«Es importante que no reduzcamos todo esto que está ocurriendo a simplemente suministros que hay que entregar. No debemos hablar en términos abstractos. Hablamos de que los cuerpos, los huesos de las personas se están rompiendo, y las vidas se están truncando», ha instado.

LA OMS INSTA A RUSIA A «RECONSIDERAR» SU POSICIÓN

Por todo ello, pese a dejar claro que la OMS «no se inmiscuye en la parte política de este conflicto», Ryan ha instado a «las partes, en particular, al Gobierno de Rusia, a reconsiderar su posición, teniendo en cuenta el sufrimiento del pueblo ucraniano».

«La OMS siempre ha estado del lado de la paz y ha defendido que no puede haber salud sin paz», ha apostillado Ryan. «Lo que tratamos de hacer es honrar el compromiso de esta organización: estar del lado de los que sufren y dejar la política y el castigo de los responsables a aquellos que están en mejor posición», ha aclarado. «Eso no quiere decir que no condenemos los agresiones a los civiles», ha añadido.

«No somos políticos, somos una organización de salud, pero cada vez que nos enfrentamos a situaciones como esta, instamos a la paz, a poner fin a las hostilidades. La OMS nunca ha sido tibia en este sentido», ha zanjado.

PROBLEMA PARA LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS

Por otro lado, la OMS advierte de que la guerra en Ucrania va a suponer un problema de suministros para las personas en tratamiento por cáncer o para personas con enfermedades crónicas, como la diabetes, ante la escasez de insulina. «No tener acceso a los insumos de la diabetes puede tener como consecuencia situaciones muy graves», señalan desde el organismo de Naciones Unidas.

Por su parte, el doctor Jarno Habicht, representante de la Oficina de la OMS Europa en Ucrania, ha alertado de que, en los lugares donde hay ofensiva militar y donde los hospitales están sitiados, «se están produciendo penurias de medicamentos, oxígeno y electricidad».

Fuente: Europa Press