El grupo tecnológico japonés perdió 8.300 millones de euros entre abril y septiembre debido a la devaluación de sus inversiones en las compañías estadounidenses WeWork y en Uber, según anunció hoy. El beneficio neto del grupo nipón se desplomó un 49,8% respecto al mismo período del año anterior hasta los 421.552 millones de yenes (3.490 millones de euros).

La matriz de los dos fondos tecnológicos globales de inversión Vision Fund y Delta Fund tuvo una pérdida operativa de 15.552 millones de yenes (128 millones de euros), lo que contrasta con las ganancias de más de un billón de yenes del mismo período de 2018, mientras que la facturación por ventas ascendió a 4,65 billones de yenes (37.759 millones de euros), prácticamente la misma cifra que un año antes.

La pérdida de valor de estas carteras -principalmente de WeWork, según las cifras facilitadas por la empresa nipona-, dejó un saldo negativo de 572.600 millones de yenes (4.743 millones de euros) para Softbank Group en el período comprendido entre julio y septiembre.

Asimismo, a raíz de los problemas financieros que atravesaba WeWork, Softbank decidió concederle una financiación adicional por un valor de 8.000 millones de dólares (7.194 millones de euros), en una operación que le permitirá controlar el 80% del capital anunciada el mes pasado y que, por tanto, no se incluye en estos resultados.

Más información

El acuerdo entre Softbank y WeWork también incluía que el cofundador de la empresa estadounidense, Adam Neumann, sería reemplazado como consejero delegado de la firma por Marcelo Claure, directivo del grupo nipón y quien estuvo al frente de la compañía de telefonía móvil estadounidense Sprint.

WeWork llegó a contar con una valoración de unos 47.000 millones de dólares (42.267 millones de euros), aunque en septiembre pasado, antes de que se confirmara el aplazamiento de su debut bursátil en Nueva York, cayó por debajo de los 20.000 millones de dólares (17.986 millones de euros).

Los instrumentos de inversión de Softbank también cuentan con participaciones de un fondo estatal saudí y de otras empresas tecnológicas como Apple, Foxconn y Sharp, y su cartera incluye actualmente a 88 compañías de todo el mundo.

La acción del grupo Softbank cotizaron hoy a 4.322 yenes (35 euros) al cierre de la Bolsa de Tokio, justo antes del anuncio de resultados, lo que supone una subida de casi el 1% en la jornada y prácticamente el mismo precio que un año antes tras la disparada que tuvo durante el primer semestre.

Fuente: Cinco Días