MADRID, 28 Feb. (EDIZIONES) –

Rusia asegura haber tomado la central nuclear de Zaporozhie, la mayor de Europa, aunque la empresa Energoatom rechaza las afirmaciones, en el marco de la ofensiva lanzada el 24 de febrero contra el país vecino.

El Ministerio de Defensa ruso manifiesta que el personal de la central sigue trabajando con normalidad y ha agregado que las fuerzas rusas han tomado además la ciudad de Energodar, donde está la central nuclear.

Por otro lado, tropas rusas han tomado el control de la ciudad ucraniana de Berdyansk, situada en el sureste del país –entre la península de Crimea y las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk–, según han confirmado las autoridades locales.

Además, las autoridades ucranianas alertaron este domingo del avance de un gran convoy de vehículos blindados del Ejército de Rusia hacia la capital de Ucrania, Kiev, desde el sur. Los enfrentamientos en la capital ucraniana se han originado desde el noroeste y desde el noreste, y las tropas de ambos bandos han protagonizado también enfrentamientos en Vasilkov, al sureste de Kiev.

Otras ciudades como Hostomel, Irpín o Priluki también fueron escenario de fuertes ataques, e incluso en la zona de Bucha, cercana a la capital, se llegaron a registrar disparos contra viviendas.

PRIMEROS DÍAS DEL CONFLICTO

Varias explosiones sacudieron distintas ciudades de Ucrania el jueves 24 de febrero, las tropas rusas desembarcaron en Odesa y se produjeron bombardeos de artillería en la frontera tras el anuncio por parte del presidente ruso, Vladimir Putin, de iniciar una operación militar en la región del Donbás.

Estos ataques se produjeron tras el anuncio de Putin de «una operación militar» en la región del Donbás tras la solicitud de ayuda militar por parte de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk y en mitad del Consejo de Seguridad de emergencia que se celebra en Nueva York.

El 25 de febrero las Fuerzas Armadas de Rusia aseguraron haberse hecho con el control del aeródromo de Hostomel, que se encuentra cerca de Kiev y haber bloqueado la capital ucraniana desde el oeste. Además, además anunció que tomó el control de la central nuclear de Chernóbil.

RESTRICCIONES EN EL ESPACIO AÉREO

Más de treinta países europeos han cerrado ya su espacio aéreo a los aviones rusos en represalia por la invasión rusa de Ucrania, incluidos grandes potencias como Alemania, Italia o Francia, que anunciaron el domingo esta restricción.

Por otro lado, las autoridades Rusia han anunciado restricciones para los vuelos de compañías aéreas de 36 países, entre ellos España, como respuesta al cierre del espacio aéreo de países europeos a aviones rusos, impuestos tras la invasión de Ucrania.

EL CONTEXTO EUROPEO

En noviembre de 2013, el expresidente ucraniano Viktor Yanukóvich suspendió la firma del acuerdo comercial que había pactado su país con la UE, y presentó una asociación con Rusia como contrapartida. Esto llevó a una revolución en las calles de Kiev que acabó con la destitución del presidente y el inicio de un conflicto en la zona este de Ucrania.

Con la escalada de tensión, en febrero de 2014 se producen enfrentamientos entre defensores de la unidad de Ucrania y prorrusos. En marzo tiene lugar un referéndum sobre la adhesión de la península a Rusia, con un 97% favorable a llevarla a cabo. Putin firma la anexión de Crimea a Rusia y se producen sanciones por parte de la Unión Europea, Estados Unidos y la OTAN.

En mayo de 2014 se producen pequeñas revoluciones en la zona del Donbás, en las regiones de Donetsk y Lugansk. Quieren integrarse a Rusia, se proclaman «Repúblicas Populares» y serán la semilla del conflicto que hoy se vive, en 2022. Los Acuerdos de Minsk firmados en 2014 y 2015 aspiraban a terminar con la guerra, pero los cruces de ataques han sido constantes.

Fuente: Europa Press