Garantiza que el Govern está «al lado» de los afectados sin detallar las acciones que llevará a cabo

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Govern, Patricia Plaja, ha sostenido este martes que el Gobierno de Pedro Sánchez no puede mirar hacia otro lado en el caso del Tribunal de Cuentas, que afecta a excargos de la Generalitat: «Esperamos que, además de tomar nota, trabaje en una solución».

Lo ha dicho en rueda de prensa tras el Consell Executiu, en la que ha avanzado que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, trasladará este asunto a Sánchez en la reunión de la tarde de este mismo martes en La Moncloa: «Esperamos pasos del Gobierno en este caso», ha insistido.

Plaja ha garantizado que la Generalitat hará una «oposición frontal» a este caso del Tribunal de Cuentas, que cree que hace referencia a unos delitos inexistentes que no han perjudicado a la administración y que forma parte de una ola represiva del independentismo, según ella.

Ha recordado que el ministro y dirigente socialista José Luis Ábalos aseguró que el caso representa una piedra en el camino: «Consideramos que está muy bien que hayan detectado esta anomalía de un tribunal que en realidad no lo es, pero pedimos al Gobierno que, a parte de hacer este diagnóstico, mueva ficha ante lo que consideramos que es una anomalía en un sistema democrático».

OPOSICIÓN AL PAGO

Ha destacado que por ahora no se ha hecho efectivo ningún pago y ningún embargo, y ha insistido en que la Generalitat no se considera perjudicada, «y es por eso que se opone frontalmente a que se pague este dinero», después de que el Tribunal de Cuentas haya fijado en 5,4 millones la responsabilidad contable que se reclama a los excargos afectados.

«Se está reclamando un dinero que dicen que se ha malgastado, y la propia administración catalana, que teóricamente es víctima, es la que está diciendo de forma categórica que en ningún caso este dinero se ha malgastado», ha remarcado, y ha dicho que el caso pretende arruinar a familias para crear miedo entre la ciudadanía y los cargos públicos independentistas.

Ha garantizado que el Govern estará «al lado de todos los perjudicados» y ha asegurado que sus servicios jurídicos están trabajando en el asunto, aunque ha descartado detallar qué pasos tomará la Generalitat, porque considera que el asunto requiere discreción.

Preguntada por si la Generalitat tomará medidas como pagar las cantidades fijadas por el Tribunal de Cuentas o presentar un informe negando haber sido perjudicada, Plaja ha insistido en rechazar avanzar las acciones que impulsará el Govern, que ha asegurado que «trabaja para minimizar al máximo el impacto» del caso.

Plaja ha subrayado que el Tribunal de Cuentas «no es un tribunal, pese a su nombre, sino un órgano administrativo parajudicial que busca venganza», que está politizado y que ha llevado este caso de forma arbitraria, por lo que cualquier otra persona se podría ver afectada en el futuro, según ella.

Fuente: Europa Press