Adolfo Fraguas, representante del BBVA, imputado en el caso, soportó más de cuatro intensas horas de interrogatorio ante los fiscales anticorrupción. En varios momentos, Fraguas hizo gala de su flema británica porque las preguntas de los fiscales le colocaron en situaciones complicadas.

Uno de los momentos de más tensión fue cuando uno de los fiscales cuestionó uno de los principales argumentos del banco: No supieron que el comisario jubilado José Manuel Villarejo era dueño de Cenyt, la firma que contrataron desde 2004 hasta 2017, hasta mayo de 2018, cuando Público dio a conocer una factura.

MÁS INFORMACIÓN

El fiscal se lo rebate al recordar que el 10 de marzo de 2015 EL PAÍS publicó que el Villarejo tenía 12 sociedades, con 16 millones de capital, entre las que figuraba Cenyt, “cuyo presidente y consejero delegado es Villarejo”, dedicado a la consultoría y otra firma, Club Exclusivo de Negocios y Transacciones (Cenyt), que realizaba “estudios de mercado”, en donde Rafael Redondo, el que firmaba los contratos del BBVA, era su apoderado. Dos días después, publicó EL PAÍS que Villarejo tenía sociedades en paraísos fiscales.

“No sé quién vio ese artículo”, afirmó Fraguas, “pero un mes después hay otro artículo que dice que la Policía ve compatible que Villarejo tenga negocios privados”. “¿Y se quedaron tranquilos con eso? ¿No se preocuparon los servicios jurídicos?”, pregunta sorprendido el fiscal. “Bueno, es que si a continuación otro artículo dice que Interior lo ve compatible… No sé si surge esa alarma porque yo no estaba en ese momento, pero si surgió, podía haberse mitigado”.

Y sigue el fiscal: “¿Y en una entidad internacional como el BBVA no se hizo una abstracción de lo publicado por EL PAÍS? ¿No se pararon a pensar si es verdad que la Policía lo ve compatible?” El BBVA respondió: “Lo dijo Interior”. Y le espetó el fiscal: “No, lo dijo un periódico un mes después… deberían haber pasado un mes nerviosos porque semejante escándalo lo publicó Javier Ayuso, que fue su director de Comunicación. ¿No se preguntan a quién llevan contratando 10 años?”. “Insisto”, respondió Fraguas, “lo otro lo dijo Interior. En un mes no hay tiempo a investigar mucho”. “¿Y en el 2018, cuando sale la factura tardaron mucho en investigar?”. “No, fue de inmediato”, dijo el BBVA.

Por otro lado, Ayuso, que declaró como testigo, aseguró antes los fiscales que por su experiencia como director de Comunicación del BBVA hasta 2009,  este tipo de artículos “tenía que haberla visto la toda la cúpula en los resúmenes de prensa, por supuesto”.También le preguntó el Ministerio Público si a raíz de esa información, le llamó alguien del BBVA. «No, nadie del banco se puso en contacto conmigo».

Fuente: El País