MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) –

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido aprobar por unanimidad una cuarta subida consecutiva de los tipos de interés del país de 75 puntos básicos, hasta situarlos en un rango objetivo de entre el 3,75% y el 4%, según ha informado este miércoles.

Esto supone el mayor precio del dinero registrado por el país desde enero de 2008, pocos meses antes de que se desencadenara la crisis de ese año con las quiebras de Bear Sterns y Lehman Brothers.

«La inflación sigue siendo elevada, reflejando desequilibrios de oferta y demanda relacionados con la pandemia, con mayores precios energéticos y de los alimentos y amplias presiones de precios», ha indicado la Fed, que ha señalado a la guerra de Rusia en Ucrania como un factor que está empujando la inflación al alza.

La autoridad monetaria estadounidense ha vuelto a pronosticar que será «apropiado» acometer nuevas subidas de los tipos de interés en próximas reuniones.

Por otro lado, se ha mantenido sin cambios los planes de reducción del balance, reinvirtiendo los principales de la deuda que venza, a excepción de 95.000 millones de dólares cada mes, entre bonos del Tesoro y titulizaciones hipotecarias.

PARO E INFLACIÓN.

El mercado de trabajo estadounidense creó 263.000 empleos no agrícolas durante el pasado mes de agosto. De su lado, el paro se redujo dos décimas, hasta el 3,5%, manteniendo así la recuperación laboral de forma sostenida.

La economía del país experimentó un crecimiento del 0,6% de su PIB en el tercer trimestre, según la primera estimación del dato publicada por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno.

Asimismo, el índice de precios de gasto de consumo personal, la variable preferida por la Fed para monitorizar la inflación, se situó el pasado mes de septiembre en el 6,2% con respecto al mismo mes del año pasado, la misma cifra que el mes anterior. La tasa mensual registró una expansión del 0,3%, también sin cambios respecto al mes precedente.

La variable subyacente, que excluye de su cálculo los precios de la energía y de los alimentos por su mayor volatilidad, se situó en el 0,5%, igual que en agosto, mientras que en tasa anual se aceleró al 5,1%, dos décimas menos.

Fuente: Europa Press