La deuda del conjunto de las administraciones públicas cerró 2019 en 1,188 billones de euros, por lo que aumentó en términos absolutos un 1,3% respecto a diciembre de 2018, con 15.545 millones de euros más. No obstante, los inversores suelen medir la salud de las finanzas de un país a través del peso de la deuda pública sobre su riqueza. En España esta ascendió al cierre de 2019 hasta el 95,5% del PIB, cuatro décimas por debajo del objetivo del Gobierno (95,9%). Se trata de la cifra más baja desde 2012, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

MÁS INFORMACIÓN

La ratio de deuda pública cumplió el objetivo que había trasladado el Gobierno a Bruselas en octubre, tal y como adelantó la semana pasada la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en su comparecencia en el Congreso. En concreto, la deuda pública se redujo un 0,25% respecto al mes de noviembre, al bajar 2.950 millones de euros, si bien en tasa interanual registró un repunte del 1,3% respecto a los 1,173 billones de euros que registró a cierre de 2018, sumando 15.545 millones de euros más de deuda.

Economía ha destacado que el descenso de la tasa de deuda pública al 95,5% supone una reducción de 2,1 puntos sobre el cierre de 2018 y la cifra más baja desde 2012. Esto se suma al punto de reducción del año 2018, por lo que resalta que los 3,1 puntos porcentuales de bajada en los dos últimos años supera a la del periodo 2014-2017, cuando la tasa bajó 2,1 puntos, hasta el 98,6%.

Asimismo, ha explicado que la disminución ha sido posible gracias al importante descenso de la emisión neta del Tesoro, que el año pasado se situó por debajo de los 20.000 millones de euros, la menor cifra desde 2007, así como a la «confianza de los inversores en la economía española», que se está traduciendo en una reducción «sostenida» de la prima de riesgo, y a la gestión «más eficiente» de la tesorería de las administraciones.

Economía indica que el dato demuestra el «compromiso» del Gobierno con la consolidación fiscal y la reducción de la deuda pública lo más rápido posible, y ese continuará siendo el camino a seguir, con un objetivo del 94,6% del PIB para este año.

Reclasificación contable

El Banco de España ha explicado que el dato de deuda mensual se ha revisado en el periodo más reciente como consecuencia de la incorporación de los cambios habituales que se han producido en las fuentes estadísticas, al tiempo que se ha incluido el efecto de la reclasificación de algunas unidades. En este contexto, señala que, entre las reclasificaciones realizadas recientemente, destaca por su impacto la correspondiente al Consorcio de Compensación de Seguros (en adelante, CCS), entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que ha pasado a incluirse dentro del sector de las administraciones públicas.

Dicha reclasificación afecta al saldo de la deuda según el PDE de las administraciones públicas, dado que una parte de sus inversiones está materializada en valores de deuda emitida por el Estado y las comunidades autónomas, y el importe de la deuda consolidada de las administraciones públicas se ve reducido al consolidar estos valores. Según la información provisional disponible, la cartera en firme de valores de deuda pública de la entidad tiene un valor nominal de 3.798 millones de euros en diciembre de 2019, importe que representa un 0,3% del PIB a precios de mercado y que reduce la deuda PDE consolidada de las administraciones públicas de dicho año en esa magnitud.

Cae solo en los Ayuntamientos

Por administraciones, a nivel interanual la deuda solo bajó en términos absolutos en las corporaciones locales, mientras que se incrementó en el Estado, las comunidades autónomas y especialmente en la Seguridad Social. A nivel mensual bajó en las regiones y los ayuntamientos. Así, la deuda del Estado subió en diciembre del año pasado en 4.310 millones respecto al mes de noviembre, hasta los 1,055 billones de euros, un 0,4% más, y respecto al año anterior repuntó un 2%, sumando 20.367 millones en un año.

Por el contrario, la deuda pública de las comunidades autónomas se redujo en diciembre un 0,8%, hasta los 294.883 millones de euros, aunque en tasa interanual registró un alza del 0,5%. Mientras, las corporaciones locales redujeron un 5,2% su deuda en el último mes del año 2019, hasta los 23.345 millones de euros, al tiempo que bajó un 9,5 a nivel interanual.

Nuevo máximo en la Seguridad Social

Por último, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social se mantuvo en diciembre en 55.024 millones de euros, por lo que marcó su récord histórico. A nivel interanual creció un 33,6%, sumando 13.830 millones de euros en solo un año. Este repunte de la deuda se debe a los préstamos que ha concedido el Estado a la Seguridad Social en los últimos años para garantizar el pago de las pensiones, cuya factura mensual se acerca actualmente a los 9.700 millones de euros, pero en los meses en los que hay paga extra, ésta se duplica. De hecho, el Gobierno aprobó el pasado mes de marzo la concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 13.830 millones de euros para pagar las pensiones.

En julio y diciembre, la Seguridad Social abona conjuntamente la nómina ordinaria y extraordinaria de las pensiones, un desembolso que alcanza actualmente los 19.000 millones de euros y que puede generar tensiones de liquidez al sistema. De hecho, el Gobierno ya anunció que, además del préstamo, para pagar la extra de Navidad sacó algo menos de 3.000 millones de la ‘hucha de las pensiones’, por lo que actualmente quedan alrededor de 2.150 millones.

Fuente: El País