MADRID, 6 Feb. (EDIZIONES) –

Un terremoto de magnitud 7,4 en la escala abierta de Ritcher localizado al sur de Turquía, en la frontera con Siria, ha dejado al menos 600 fallecidos y múltiples destrozos, según los primeros balances de la mañana del lunes.

El vicepresidente turco, Fuad Oktay, ha indicado que al menos 284 personas han muerto y más de 2.300 han resultado heridas a causa del seísmo y ha especificado que los datos corresponden al recuento de daños en diez provincias del país, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

El terremoto ha dejado además cerca de 240 muertos en las zonas de Siria controladas por las autoridades, según datos del Ministerio de Sanidad sirio, que ha apuntado que cerca de 640 personas han resultado heridas. La mayoría de las víctimas residen en las provincias de Latakia, Alepo, Hama y Tartus.

A estas cifras hay que sumar más de 90 muertos y 500 heridos en las zonas controladas por los rebeldes en las provincias de Alepo y Idlib, tal y como ha detallado en declaraciones a la agencia alemana de noticias DPA el presidente de la Sociedad Médica Sirio Americana, Basel Termanini.

Las siguientes imágenes muestran el alcance de los daños materiales junto a las labores de rescate que ya se están llevando a cabo.

Templo dañado en Turquía – Depo Photos / Zuma Press / ContactoPhoto


Edificio destruído en Malatya, Turquía – Depo Photos / Zuma Press / ContactoPhoto


SANA / dpa


Depo Photos / Zuma Press / ContactoPhoto


SANA / dpa


Depo Photos / Zuma Press / ContactoPhoto


Fuente: Europa Press