A los hoteleros de Madrid les ha vuelto a tocar el gordo de Navidad por segundo año consecutivo. En un hecho sin precedentes, la final de la Copa Libertadores de Futbol, que enfrentaba a Boca Juniors y River Plate, se disputó por problemas de seguridad en Madrid el 9 de diciembre de 2018. Al partido asistieron 80.000 mil personas y dejaron un beneficio de 13 millones de euros a los hoteles de Madrid, según los cálculos realizados por la consultora PwC. Los hoteleros se preparan para cobrar ese segundo premio, ya que entre el 2 y el 13 de diciembre Madrid acogerá la Cumbre del Clima, tras el rechazo de Chile a organizarla al no poder garantizar la seguridad, a la que acudirán 25.000 personas pertenecientes a distintas delegaciones.

Y el primer efecto, al igual que sucedió en la final de la Copa Libertadores, será un incremento de precios y una mejora de la rentabilidad, tal y como reconocen las fuentes hoteleras consultadas. La media se sitúa, según las empresas, en torno al 25% con una tarifa media por habitación y noche que se situará en torno a 150 euros. Riu, uno de los últimos operadores en llegar a la capital en verano con el Riu Plaza de España, con 585 habitaciones y una capacidad de 2.000 plazas, reconoce que han ajustado “un poco” los precios al alza para esa fecha, aunque también confiesa que los niveles de ocupación previstos para esas fechas ya eran muy elevados. Los datos de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) revelan que Madrid dispone en la actualidad de 90.000 camas hoteleras, lo que parece una capacidad más que suficiente para alquilar. El problema es que coincide con el Puente de la Constitución, una de las épocas de mayor demanda para el turismo nacional.

Desde Room Mate reconocen que su incremento se sitúa en torno al 25% y que las tarifas medias de sus hoteles estarán en torno a los 150 euros, “en línea con la media del sector”. La firma presidida por Kike Sarasola cuenta con cinco hoteles operativos y 279 habitaciones.

NH es uno de los más beneficiados por el traslado de la Cumbre del Clima a Madrid, ya que cuenta con 28 hoteles y 4.000 habitaciones en la capital madrileña. Desde la firma prefieren no dar a conocer los precios, aunque sí reconocen que las tarifas medias de los hoteles en Madrid se han incrementado desde el pasado viernes. “Hay que esperar a ver cómo responde la demanda. Igual las tarifas pueden bajar en las próximas semanas”, aseguran.

Meliá, la cadena de la familia Escarrer, es otro de los grupos que más se va a beneficiar con la llegada de la cumbre del clima por su gran peso en Madrid, ya que cuenta con 20 hoteles en Madrid. Una búsqueda para encontrar alojamiento en los diez días del encuentro mundial revela que ya hay cuatro establecimientos (Apartamentos Tryp Madrid, Tryp Madrid Airport Suites, Meliá Avenida de América y Tryp Madrid Chamberí Hotel), que no tienen disponibilidad para esas fechas. El más relevante es el Meliá Avenida de América, situado muy cerca de Ifema y con 175 habitaciones dobles y 129 individuales. Entre los disponibles, las subidas de tarifas son generalizadas, con precios por encima de los 300 euros por habitación en algunos hoteles, como el Meliá Castilla, el más grande de la firma con 915 habitaciones.

Fuerte impacto en alojamientos económicos

Ubicación. Los 25.000 asistentes a la Cumbre del Clima podrán comprobar como el alza de precios también se va a aplicar de forma automáticas a los hoteles más económicos. Es el caso de la francesa B&B, que cuenta con diez establecimientos en la capital en régimen de alquiler y la gran mayoría en el centro de la ciudad.

Demanda. “Las tarifas de B&B oscilan siempre en función de la demanda. Los precios pueden variar entre los 80 euros en temporada baja y los 200 euros en temporada alta, pero siempre por debajo de la competencia y ofertando la mejor relación calidad precio en su ubicación”, recalca Lucía Méndez-Bonito, directora de operaciones de B&B en España y Portugal.

Fuente: Cinco Días