MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) –

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, ha aclarado que en el listado de bienes inmatriculados publicado hace un año por el Gobierno, han detectado «933 bienes» sobre los que no les consta que fueran inmatriculados por la Iglesia, de los que faltan datos para su identificación o que directamente, no son propiedad de la Iglesia, y ha subrayado que «la Iglesia no quiere que se le atribuya ningún bien que no sea suyo».

«Se han encontrado 933 bienes sobre los cuales faltan datos para su identificación correcta, no nos consta la inmatriculación o, en algunos casos, se sabe que no son propiedad de la Iglesia. Estos registros quedan a disposición del Gobierno para su estudio y en caso de clarificar su titularidad, proceder en consecuencia. La Iglesia no quiere que se le atribuya ningún bien que no sea suyo», ha explicado Barriocanal en declaraciones a Europa Press.

Según ha precisado, el compromiso de la Iglesia con el Gobierno fue el de revisar de manera individualizada el listado facilitado al Congreso de los Diputados sobre los bienes inmatriculados por certificación durante el período 1998-2015. «Se trataba de casi 35.000 registros que han sido analizados por las diócesis respectivas uno a uno», ha puntualizado.

De dicho análisis se desprende, según señala, que había «cerca de 2.500 registros que no cumplían los requisitos a juicio de la Iglesia para figurar en ese listado por diversas causas».

«Algunos estaban duplicados, otros habían sido matriculados con anterioridad o se trataba de bienes adquiridos mediante compraventa, permuta, herencia, etcétera», ha precisado Barriocanal.

Además, han detectado «933 bienes» sobre los cuales «faltan datos para su identificación correcta», sobre los que no les «consta» la inmatriculación o que «no son propiedad de la Iglesia».

«Estos registros quedan a disposición del Gobierno para su estudio y en caso de clarificar su titularidad, proceder en consecuencia», ha indicado el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española.

Barriocanal ha defendido que la Iglesia ha realizado el estudio «con toda transparencia» y lo ha publicado en su página web «para información pública de todos». Asimismo, ha asegurado que se comprometen «a seguir colaborando en la clarificación de la titularidad de estos bienes».

Fuente: Europa Press