El director de la nuclear estatal ucraniana subraya que la situación «es extremadamente amenazante y peligrosa»

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) –

El director de la empresa nuclear estatal ucraniana, Energoatom, ha advertido este viernes de que una catástrofe en la central de Zaporiyia sería «seis veces peor» que la registrada en Chernóbil, horas después de que las fuerzas rusas se hicieran con las instalaciones tras un ataque con proyectiles contra el lugar.

«Durante el desastre en Chernóbil, la explosión tuvo lugar en un reactor. En Zaporiyia hay seis reactores, por lo que las consecuencias de la intervención y un manejo poco profesional de los reactores sería seis veces más catastrófica», ha sostenido el director de la compañía, Petro Kotin.

«Estamos intentando supervisar y controlar la situación en la central, especialmente en lo relativo a las operaciones en los seis reactores nucleares y el almacén de combustible utilizado», ha dicho, según un comunicado publicado por la compañía en su página web.

Así, ha destacado que la situación «es extremadamente amenazante y peligrosa» y ha denunciado que «los requisitos de seguridad nuclear y radiación han sido violados». «Las consecuencias son difíciles de predecir. Es necesaria una intervención del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y de los estados nucleares», ha zanjado.

La empresa ha confirmado la toma de las instalaciones por parte de las fuerzas rusas tras el asalto contra la central y ha dicho que no controla la situación «operativa», al tiempo que ha reseñado que los niveles de radiación son «normales».

Por otra parte, Energoatom ha apuntado a una «explosión muy potente» en la ciudad de Energodar, donde se encuentra la central nuclear, sin que por ahora haya informaciones sobre víctimas o daños materiales, tal y como ha recogido la agencia ucraniana de noticias UNIAN.

Horas antes, la Inspección Nacional de Regulación Nuclear de Ucrania había confirmado en un comunicado la toma de Zaporiyia por parte de las fuerzas rusas y agregó que «el personal sigue en sus puestos de trabajo, con personal operativo supervisando el estado de las unidades de generación y garantizando que operan en línea con los requisitos de procedimiento para unas operaciones seguras».

Tras ello, el Gobierno de Rusia ha recalcado que las operaciones en la central, la más grande de Europa, continúan con normalidad y ha acusado a «saboteadores» ucranianos del incendio registrado en las instalaciones, achacado a un ataque con proyectiles por parte del Ejército ruso.

Por su parte, el director general de la OIEA, Rafael Grossi, ha indicado que dos personas han resultado heridas en el incendio, ambos miembros del «personal de seguridad», y ha propuesto un encuentro en la central de Chernóbil con delegaciones de Ucrania y Rusia para abordar garantías de seguridad en las instalaciones nucleares.

Grossi ha confirmado que la central de Zaporiyia ha registrado un incendio a causa del impacto de un proyectil, si bien ha incidido que el lugar «no es parte del reactor» y ha agregado que «es una construcción adyacente a los reactores». «Esto provocó un incendio localizado que fue extinguido por los bomberos», ha apuntado.

Fuente: Europa Press