La CNMC ha impuesto una multa de 20,9 millones de euros a Logista, según ha informado esta tarde la propia compañía, por haber participado «en un supuesto intercambio de información entre determinados fabricantes de tabaco, relativa a las ventas de cigarrillos desde el año 2008 hasta 2017». Información que la la compañía de distribución ponía a su disposición, según su postura, «con el principio de neutralidad y no discriminación».

La resolución de la CNMC indica que esta conducta está prohibida y es restrictiva para la competencia en el mercado de fabricación y venta de cigarrillos, con lo que le impone la mencionada multa de 20,9 millones. Según defiende la compañía en un comunicado, la propia CNMV considera que la esa conducta «no tenía por objeto restringir la competencia. Por lo tanto, dicha conducta no puede calificarse como un cártel».

En junio de 2017, Competencia abrió un expediente sancionador contra las principales tabaqueras que operan en España: Philip Morris Spain, Altadis, JTI Iberia y British American Tobacco (BAT) España,a las que añadía a Logista, la principal compañía de distribución de productos del tabaco por posibles prácticas anticompetitivas. El expediente se refería a prácticas concertadas y/o acuerdos de precios y otras condiciones comerciales entre operadores, directamente o a través de terceros, e intercambios de información en el mercado de la fabricación, distribución y comercialización de cigarrillos.

La sanción a Logista es la primera que se conoce de este procedimiento. La empresa ya ha confirmado que interpondrá un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional. Según consta en los registros de la CNMC, su consejo ha tratado este expediente de forma repetida en las últimas semanas, aunque el organismo de competencia no ha informado de las decisiones que ha adoptado. Fuentes del sector señalan que se esperaba una resolución para estas fechas. De momento, ninguna de las otras empresas que podrían estar afectadas han confirmado haber recibido la notificación de la sanción.

Fuente: Cinco Días