MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) –

La cotización del sector bancario europeo registraba fuertes caídas de manera generalizada tras la apertura de las bolsas del Viejo Continente ante el temor a un contagio de la crisis que provocó la intervención del estadounidense Silicon Valley Bank y del Signature Bank, a pesar de las medidas anunciadas por las autoridades financieras de Estados Unidos.

De este modo, si bien las bolsas de Milán y Madrid registraban las mayores caídas de sus respectivos índices selectivos, con bajadas superiores al 4% en el caso del FtseMib y de más del 3% en el Ibex 35, debido al mayor peso en ambos del sector bancario, el desplome bancario era generalizado en toda Europa.

En el caso de los bancos italianos, al superarse las dos primeras horas de negociación, los títulos de Bper Banca se dejaban un 8,70%; los de Banco Bpm un 7,84%; UniCredit un 6,79%; FinecoBank un 6,80%; Intesa Sanpaolo un 6,63% y Banca Mediolanum un 5,76%.

De su lado, entre las entidades bancarias que forman parte del Dax de la Bolsa de Fráncfort, los títulos de Commerzbank cedían un 11,35% y los del Deutsche Bank un 6,40%, mientras que en el Cac 40 de la Bolsa de París las acciones de Société Générale perdían un 5,74%, mientras que las de BNP Paribas se dejaban un 5,51% y las de Credit Agricole un 4,28%.

Otros grandes bancos europeos como los holandeses ING Group y ABN Amro también se veían afectados por la incertidumbre y se dejaban un 7,43% y un 6,39%, respectivamente, mientras que los austriacos Erste Group y Raiffeisen cedían un 6,57% en el caso del primero y un 4,98% en el del segundo. De su lado, el belga KBC se dejaba un 6,27%.

Fuera de la Unión Europea, en la Bolsa de Londres, los títulos del banco Standard Chartered perdían un 5,65% de su valor en las primeras horas de negociación, mientras que Barclays cedía un 4,90% y Lloyds un 3,57%.

En el caso del HSBC, las acciones del mayor banco europeo por activos, bajaban más de un 4%, después de que la entidad haya adquirido la filial británica del SVB por una libra esterlina.

A su vez, el banco suizo Credit Suisse sufría un nuevo correctivo al bajar un 10,42% para cotizar en 2,25 francos por título, tras llegar a caer al comienzo de la jornada más de un 15%, mientras que la cotización de UBS sufría un retroceso del 6,10%.

En las fuertes caídas que está registrando la banca europea estaría pesando también el tono agresivo que mantiene el Banco Central Europeo (BCE) con las subidas de los tipos de interés a la expectativa de la reunión de este jueves de la institución, donde a priori se esperaba una nueva subida de 50 puntos básicos.

En el mercado existe la sensación de que algo se puede romper también aquí, de ahí que los bancos europeos estén viéndose muy penalizados hoy, apunta Sergio Ávila, analista de Mercado de IG, para quien, más que un problema de contagio, puede ser un problema de que con la continuación de las políticas agresivas de los bancos centrales, más bancos puedan verse en una situación similar, también en Europa.

En este sentido, el analista de XTB, Darío García, también dice que el mercado está empezando a descontar una subida de 25 puntos básicos para la próxima reunión, aunque en el caso del BCE considera que la decisión ya estaría tomada y se mantendrá el alza de 50 puntos básicos para este jueves, aunque no descarta un cambio de postura de la entidad presidida por Christine Lagarde.

De hecho, según los pronósticos actualizados de Goldman Sachs, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) no subirá los tipos de interés en la reunión que celebrará la semana que viene, dando marcha atrás así del tono más ‘hawkish’ mostrado hace apenas unos días por Jerome Powell.

«A la luz de la tensión en el sistema bancario, ya no esperamos que el FOMC realice una subida de tipos en su próxima reunión del 22 de marzo», anticipa el banco estadounidense, que previamente esperaba una subida de tipos de 25 puntos básicos.

No obstante, por el momento, Goldman Sachs apuesta por que la decisión de la semana próxima solo será una pausa en la tendencia de la Fed y ha dejado sin cambios su expectativa de que el banco central estadounidense acometa subidas de los tipos de 25 puntos básicos «en mayo, junio y julio».

Fuente: Europa Press