/, Expansión/La automoción pide no penalizar el diésel para evitar una caída de ventas

La automoción pide no penalizar el diésel para evitar una caída de ventas

Las matriculaciones de turismos nuevos impulsados por gasóleo acumulan una caída de 7 puntos de cuota en el año. El futuro cierre al tráfico de los diésel viejos al centro de las ciudades es clave.

Las ventas de turismos y todoterrenos diésel han supuesto el 49,5% del total en los siete primeros meses del año. Este porcentaje representa siete puntos menos frente al 56,8% de clientes que optaron por comprar un automóvil de gasóleo en 2016.

La progresión indica que la caída continuará en lo que queda del año. En julio, las ventas de turismos diésel coparon el 47,3%, un 47,5% los de gasolina y, el 5,2% restante, híbridos y eléctricos.

Los fabricantes de automóviles presentes en España piden al Gobierno que no penalice al diésel y tratan de convencer a las diferentes administraciones de que los diésel que cumplen la normativa de emisiones Euro 6 de la Unión Europea son “infinitamente menos contaminantes que los diésel de hace 20 años”.

Entre las causas de la pérdida de cuota de mercado del diésel, los responsables de las marcas aluden a las prohibiciones de acceso a las almendras centrales de Barcelona y Madrid a los vehículos diésel viejos (y también a los de gasolina). La capital catalana restringirá la entrada a estos coches al centro a partir de 2019, mientras que en Madrid, de momento, se prohibirá totalmente en 2025.

Hay que tener en cuenta que este año en Madrid y Cataluña se han vendido 392.318 turismos, la mitad de los 777.442 que se han matriculado en España. Estas restricciones, y en menor medida el dieselgate, son vistos por las marcas como determinantes en el retroceso del diésel.

De ahí que los fabricantes insistan en que “se adopten medidas neutrales con respecto al diésel y la gasolina y no se penalice en ningún caso su compra”, al menos durante los años de transición hacia los vehículos eléctricos.

Costes

El coste de los diésel se va a elevar en más de 1.200 euros por unidad al implantarles sistemas adicionales que eliminen sus emisiones nocivas, lo que hará menos rentable su compra, pero “hasta que el vehículo eléctrico no sea un 10% más caro que los coches de gasolina o diésel, no se implementará de forma masiva”, explica Luca de Meo, presidente ejecutivo de Seat. Amén de que el eléctrico necesita de las ayudas públicas para crecer.

Además, los vehículos más vendidos en España son pequeños utilitarios. Esa ineficiencia económica del diésel ya se está dando en los vehículos pequeños, donde el factor precio es determinante en la decisión de compra. En modelos pequeños como el Seat Ibiza, el modelo más vendido en 2017, el mix de ventas es ahora del 80% a favor de la gasolina. Hay marcas como Mazda que venden más vehículos de gasolina (55%).

50 millones de ayudas públicas, ¿sólo para los eléctricos?

El Plan Movea, dotado con 14,26 millones de euros, destinados a ayudas a la compra de vehículos nuevos impulsados por energías alternativas -eléctricos, de pila de hidrógeno y a gas- y para la instalación de puntos de recarga de baterías, agotó sus fondos para los eléctricos en dos días.

Este aluvión de peticiones ha hecho que en la primera quincena de agosto se hayan vendido 133 turismos eléctricos, un 183% más que en el mismo período de 2016. También se han matriculado 147 híbridos enchufables, un 308% más. Esto constata que el vehículo eléctrico sin ayudas no se enchufa al mercado.

Luis de Guindos, ministro de Economía, Industria y Competitividad, anunció en mayo en el Congreso que en el último trimestre habría un plan de ayudas a la compra de vehículos eficientes, dotado con 50 millones de euros.

Desde Aedive (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico) se pretende hacer ver al Gobierno que un plan de incentivos con 50 millones que incluya también la compra de coches diésel y gasolina, no ayudaría al fomento del eléctrico. “Primero por su escasez de presupuesto y segundo porque los compradores se inclinarían por la opción más barata, que no es el coche eléctrico”, según Arturo Pérez de Lucía, director general de Aedive.

Fuente: Expansión

By | 2017-08-22T15:29:48+00:00 agosto 22nd, 2017|Actualidad de Empresas, Expansión|Comentarios desactivados en La automoción pide no penalizar el diésel para evitar una caída de ventas