Santander que acaba de quitar un peso de encima. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dado la razón a Banco Santander y ha retirado su condición de investigado en la causa que investiga las actividades de Banco Popular, en una resolución que corrige al juez instructor Luis Calama Teixeira, quien decidió imputar a la entidad financiera que preside Ana Botín al considerar que habiendo comprado Popular, debía responder por la responsabilidad penal en que éste hubiera
incurrido.

El auto analiza el artículo 130.2 del Código Penal sobre la transmisión de la responsabilidad entre sociedades en el que se basó Calama para adoptar su decisión y si bien opina que el legislador debió matizar su redacción, la cuestión es que «Banco Santander ninguna imputación ni responsabilidad penal tenía como consecuencia de los hechos que se investigan»

«No se pueden trasladar sin más a aquella los posibles defectos de organización de la entidad absorbida ni la existencia de una cultura de incumplimiento de la norma, susceptibles de reproche penal porque de ser así, sí se estaría produciendo una vulneración del principio de
personalidad de las penas y del de culpabilidad, ya que se haría responder a aquel por hechos ajenos en los que ninguna intervención dolosa ni culposa hubiera tenido», reza el auto.

Fuente: Cinco Días