MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado la conclusión del sumario y la apertura de juicio oral contra el ex jefe de ETA José Antonio Urrutikoetxea, alias ‘Josu Ternera’, por el atentado cometido en 1987 contra la casa cuartel de Zaragoza, que dejó once muertos, incluidos cinco niños.

En un auto fechado este lunes, al que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Segunda ha rechazado la solicitud de la defensa de Ternera, que pidió el sobreseimiento libre y archivo de la causa para su representado o, como alternativa, la práctica de nuevas diligencias.

Los magistrados consideran que su letrado solo trata de «suscitar en el estrecho y preciso margen que concede el trámite de la instrucción, cuestiones que exceden a lo que tiene que ser la decisión judicial sobre la procedencia o no de la apertura del juicio oral».

Además, recuerdan a la defensa de Ternera que «la fase intermedia no es un cajón de sastre en el que quepa todo lo que no ha cabido o lo que no ha obtenido en la fase anterior». «Ni se puede convertir en una extensión de la fase de instrucción (…) como tampoco de un anticipo de lo que necesariamente debe ser debatido en la fase de enjuiciamiento», han apuntado.

DETENIDO EN MAYO DE 2019

Fue el pasado mes de septiembre cuando el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno puso fin a la fase de instrucción y acordó enviar el sumario, «junto con los objetos intervenidos, las cantidades consignadas y/o ocupadas y las piezas separadas correspondientes, si las hubiere», a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

En julio, la Sección Tercera de esa misma sala confirmó el procesamiento de ‘Josu Ternera’ por este caso al rechazar un recurso donde éste alegó que en sentencias anteriores se establece que quien ordenó el atentado fue el etarra histórico Francisco Mújica Garmendia, ‘Pakito’; que el informe firmado por la Guardia Civil que obra en la causa quiebra el principio de imparcialidad porque el ataque se dirigió contra este cuerpo; y que no hay indicios suficientes en su contra.

El procesamiento del ex jefe de ETA por parte de la justicia española llegó después de que la Corte de Casación de París autorizara en noviembre de 2020 su entrega definitiva a España por este atentado. El tribunal galo rechazó así otro recurso presentado por la defensa de ‘Josu Tenera’ contra un fallo de la Cámara de Instrucción del Tribunal de Apelaciones de París que ordenaba repatriarlo.

Urrutikoetxea, de 70 años, fue detenido en mayo de 2019 en Sallanches, en los Alpes franceses, tras permanecer casi 17 años en la clandestinidad. En junio de ese año, el Tribunal de Apelaciones le puso en libertad provisional por motivos de salud, pero cuando abandonaba la prisión de La Santé fue retenido después de que las autoridades francesas se cercioraran de que la Audiencia Nacional le requiere por varias causas.

AEGC NO «CESARÁ HASTA LOGRAR EL RESARCIMIENTO» PARA LAS VÍCTIMAS

Por su parte, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) celebrado a través de una nota de prensa la decisión de la Sala de lo Penal a través un auto que supone el «paso definitivo para sentar a Ternera en el banquillo».

«Desde AEGC nos mostramos satisfechos con esta decisión de la Audiencia Nacional ya que recoge los argumentos expuestos por nuestro letrado Jorge Piedrafita y desestima las alegaciones de la defensa del cabecilla etarra, el letrado (Gonzalo) Boye, que había solicitado el sobreseimiento», han celebrado.

Para la asociación, la apertura de juicio oral supone la «culminación de un largo proceso que se cerrará el día que la Justicia condene» a un «sanguinario terrorista por sus crímenes y se resarza a sus victimas». Es por eso que la acusación de AEGC «seguirá trabajando sin descanso».

En concreto, han explicado, para «desactivar las artimañas de la defensa» y que «se condene al jefe de ETA como autor intelectual del brutal atentado que costó la vida de 11 personas, cinco de ellas hijos
e hijas de guardias civiles y dejo heridas a 88 personas». Un ataque que AEGC atribuye a Ternera, que habría dado la orden al comando Argala «que provocó una de las peores masacres de ETA».

«AEGC, como ya anunció cuando se personó como acusación popular, no cesará hasta lograr la máxima condena y el resarcimiento para los guardias civiles y sus familias, que llevan demasiado tiempo esperando que por fin se haga justicia. Víctimas que deberían haber sido protegidas recibiendo esa justicia y a las que se está exigiendo olvidar y perdonar», han lamentado.

Fuente: Europa Press