Pide revisar las restricciones y dar pasos atrás en la desescalada

BARCELONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), Antoni Sisó, ha alertado de una «saturación muy importante» en la atención primaria derivada del incremento de contagios de Covid-19 que, a su parecer, se enmarcan en una quinta ola de la pandemia.

En declaraciones a Europa Press, ha pedido la «reciprocidad» de los profesionales de hospitales y de otros niveles asistenciales para que apoyen al personal de los centros de atención primaria (CAP) que siguen a más del 85% de los casos positivos en Catalunya.

La presidenta de la Associació d’Infermeria Familiar i Comunitària de Catalunya (Aificc), Alba Brugués, ha argumentado que, además de la detección y seguimiento de positivos y sus contactos, las enfermeras están volcadas en la campaña de vacunación y la recuperación de actividad vinculada al seguimiento de enfermos crónicos.

Para Sisó, el incremento de la infección, junto a la campaña de vacunación, suponen un volumen de trabajo no «asumible» ante el cierre de centros previsto en el plan de verano del sistema de salud, aunque más del 90% de los recursos estructurales seguirán abiertos según la Conselleria de Salud.

En cambio, Brugués confía en que las profesionales de enfermería asumirán esta sobrecarga doblando turnos hasta tres días a la semana para que la campaña de vacunación tire hacia delante «sí o sí», pero ha advertido de que repercutirá en la salud mental del personal sanitario.

Ambos han coincidido en la necesidad de incrementar los recursos en la atención primaria y, sobre todo, aumentar el número de profesionales –tanto médicos como enfermeras– que ya eran «insuficientes» antes del inicio de la pandemia.

REVISAR MEDIDAS

Sisó, al ser preguntado por si se deben dar pasos hacia atrás en la desecalada ante el aumento de la incidencia del virus, ha considerado que sí y ha propuesto volver a la mascarilla obligatoria, gracias a la cual ha habido menos casos positivos de Covid-19, dice.

Brugués también ha abogado por revisar las medidas restrictivas actuales para evitar las aglomeraciones que se han producido desde la semana marcada por la verbena de Sant Joan y la reapertura de los locales de ocio nocturno.

VOLVER A DIAGNOSTICAR

Sisó ha argumentado que, al priorizarse la atención del Covid-19, se ha producido un efecto de desplazamiento de hasta 31 enfermedades crónicas así como el debut de otras enfermedades que ha repercutido en una situación de «infradiagnóstico» que ahora tienen que revertir.

En este sentido, Brugués ha concretado que la enfermería también está centrada en recuperar la actividad atrasada del seguimiento de enfermos crónicos tras más de un año de pandemia y han detectado «bastante inestabilidad» en estos pacientes.

Fuente: Europa Press