Vivas ordena que no consten en acta las acusaciones de Vox de «promarroquíes» al resto de diputados y partidos de Ceuta

CEUTA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Ceuta, Juan Vivas (PP), ha ordenado este jueves por primera vez haciendo uso de las facultades que le otorga el Reglamento de la Asamblea autonómica que no consten en las actas parlamentarias las acusaciones de «promarroquíes» que el portavoz de Vox, Carlos Verdejo, ha vuelto a dirigir a otros diputados y partidos de la Cámara regional como los localistas del MDyC y Caballas, pero que también ha hecho extensivas a al menos parte de populares y socialistas.

Tras otra Sesión Plenaria de Control al Gobierno de máxima tensión, el presidente de la Ciudad se ha negado a suspender el debate o a ordenar el desalojo de Verdejo por parte de la Policía «porque Ceuta no se merece proyectar esa imagen». «Lo que quieren con su populismo retrógrado es que este Pleno no se celebre, que los saquen los agentes, pero no lo voy a consentir porque antes me voy yo», ha advertido Vivas, que ha instado al resto de grupos parlamentarios a «no caer en las provocaciones» de Vox.

Verdejo ha aprovechado la exposición de sus interpelaciones para atacar personalmente a distintos diputados y partidos como el socialista Juan Gutiérrez, a quien ha vuelto a vincular con actividades delictivas, o los consejeros de Sanidad, Alberto Gaitán; Medio Ambiente, Yamal Dris; y Presidencia, Mabel Deu, a la que ha tachado de «gallina para buen caldo» después de que esta le retratase como «gallito mañanero demagogo, mentiroso y populista».

Los enfrentamientos verbales más agrios, se han generado, al hilo de sus invectivas, con Gutiérrez, que a gritos ha tachado de Verdejo de «payaso, mierda y sinvergüenza», comportamiento por el que después ha pedido disculpas, y con Dris, que tras ser señalado como promotor de una «mafia borreguil» alrededor de la celebración de la Pascua islámica del Sacrificio ha llegado a abandonar el Salón de Plenos retando al portavoz de Vox y ha retornado al borde de las lágrimas.

Desde que el PP prescindió del respaldo de Vox para que el Gobierno local en minoría tenga estabilidad y decidió volver a apoyarse en el PSOE, a finales del año pasado, los de Santiago Abascal han ido elevando el tono de su discurso contra todos los demás miembros de la Asamblea. Tras la crisis fronteriza de mayo sus líderes han dado un salto cualitativo para pasar a referirse de forma continua al resto de partidos y a parte de la sociedad ceutí en evidente alusión implícita a la comunidad musulmana como «promarroquí» y «quintacolumnista» del anexionismo del país vecino.

Vivas suspendió en junio la actividad del Parlamento autonómico, que se ha retomado este jueves, con la vocación de intentar alcanzar un acuerdo de mínimos sobre la necesidad de «no caer en las provocaciones de Vox», que desde su punto de vista «hace el discurso a Marruecos» cuando afirma que entre los representantes institucionales de los ceutíes hay contrarios a la soberanía española de la ciudad.


587251.1.260.149.20210722140855
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press