Desde el año 2015 se detectan un total de 944,24 millones de euros

BARCELONA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) –

La Agència Tributària de Catalunya (ATC) afloró un total de 203,7 millones de euros procedentes de fraude fiscal, un 11,1% más que en el año anterior, según ha informado en un comunicado este jueves la Conselleria de Vicepresidencia y Economía y Hacienda.

Se trata de la cifra más alta de fraude descubierto hasta ahora por la ATC desde que se puso en marcha el Plan de prevención y reducción del fraude fiscal en 2015, año desde el que se han detectado 944,24 millones de euros.

El impuesto sobre sucesiones y donaciones es el tributo que ha permitido aflorar más fraude, con 75,3 millones de euros, cifra que representa un 37% del total.

Le siguen el impuesto sobre el patrimonio, con 64,3 millones de euros y representando el 32% del total, y el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, con 57,6 millones de euros y suponiendo el 28% del total.

Por ámbitos de actuación, las actividades de inspección son las que han levantado un importe más elevado de fraude fiscal, con 107 millones de euros; seguidas por las de gestión, con 79,2 millones de euros, y las de recaudación, con 17,5 millones de euros.

AUMENTAN MÁS DEL 78% LAS DENUNCIAS

El número de denuncias tributarias presentadas en el 2019 se ha situado en las 216 denuncias y ha aumentado un 78,51% en comparación con 2018, cifras que el departamento ha destacado que muestran «cómo se fortalece la conciencia del cumplimiento tributario en los ciudadanos».

También se ha registrado un incremento de las ‘autoliquidaciones inducidas’, es decir, las que se presentan como consecuencia de las actuaciones de comprobación y requerimientos que hace la ATC.

En total, se presentaron 5.034 ‘autoliquidaciones inducidas’ en 2019, por un importe de 11,85 millones de euros, frente a las 3.635 ‘autoliquidaciones inducidas’ de 2018, por 9,82 millones de euros.

Se han practicado 38 liquidaciones, por 31 millones de euros, por hechos impositivos no declarados por cambios de residencia ficticios de los contribuyentes, tanto en otras comunidades autónomas como en el extranjero.

En relación con el control de los bienes situados al extranjero, se practicaron 18 liquidaciones el año pasado, por 12 millones de euros.

LISTA DE DEUDORES

Una de las novedades en estos últimos cinco años ha sido la publicación de la lista de deudores tributarios con una deuda o una sanción tributaria pendiente por un importe superior al millón de euros.

Este informe se tenía que publicar este año entre el 1 de mayo y el 30 de junio pero la crisis del coronavirus lo ha retrasado, hasta el próximo 21 de setiembre.

Fuente: Europa Press