PALMA DE MALLORCA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) –

La actividad de la Agencia de Defensa del Territorio del Consell de Mallorca ha conseguido la ejecución de 346 demoliciones de obras ilegales en los últimos tres años y medio.

En una nota de prensa, la institución insular ha explicado este jueves que, desde el 1 de enero de 2017 hasta el 30 de junio de 2020 se han producido 346 demoliciones.

En concreto, ha habido 81 en 2017, 97 en 2018, 124 en 2019 y 44 hasta el 30 de junio de 2020. Estas 346 demoliciones se han ejecutado en la gran mayoría de municipios de Mallorca, siendo más numerosas en aquellos que tienen delegadas en la Agencia sus competencias en disciplina urbanística en suelo rústico desde su creación en 2009 y donde la actividad del ADT está más consolidada.

Todas las demoliciones, salvo una, han sido ejecutadas por los propietarios afectados. De estas 346, 322 (un 93%) se han podido acoger a las reducciones del 80% y el 90% de la sanción que establece la ley, porque han sido ejecutadas por los propietarios dentro del plazo voluntario para hacerlo.

La Agencia de Defensa del Territorio también está actuando como dinamizador de la economía sostenible de Mallorca. Desde principios de 2018, la actividad de la ADT ha provocado la presentación y ejecución de 466 proyectos de obras de restablecimiento del territorio y el paisaje de Mallorca, que están dando trabajo a canteros, arquitectos, aparejadores, ingenieros agrónomos y abogados.

Estos datos, según el Consell de Mallorca, ponen de manifiesto que el objetivo principal de la Agencia de Defensa del Territorio «no es recaudatorio, sino que sus actuaciones persiguen objetivos más importantes» para el presente y el futuro de Mallorca, como son restituir el territorio y paisaje de la isla a su estado natural anterior a las ilegalidades urbanísticas.

Además, han dinamizado la economía sostenible como actividad económica de futuro, con la presentación y ejecución de proyectos de obras de restablecimiento del territorio y el paisaje.

También buscan, entre otros aspectos, incrementar los ingresos de los ayuntamientos con la liquidación de las tasas e impuestos vinculados a los proyectos de restablecimiento

El ADT ya ejerce las competencias delegadas en más de la mitad de los municipios de Mallorca, con convenios con Andratx, Santa Eugenia, Campanet, Puigpunyent, Algaida, Marratxí, Son Servera, Montuïri, Artà, Felanitx, Mancor de la Vall, Alaró, Bunyola, Santa María del Camino, Sóller, Búger, Selva, Llubí, Capdepera, Fornalutx, Sineu, Campos, Manacor, Inca, Esporles, Pollença, Sencelles, Villafranca y Sa Pobla. Durante 2020, Calvià y Consell también se incorporarán a la lista.

Fuente: Europa Press