BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

Junts mantendrá los nombres que ha propuesto para la mesa de diálogo entre gobiernos prevista para el miércoles pese al rechazo del presidente Pere Aragonès y de la parte de ERC del Govern, porque considera que ese rechazo responde a «presiones de Madrid».

«La Ejecutiva de Junts ha acordado una delegación de máximo nivel institucional y político para la mesa de diálogo, donde se tiene que negociar sobre el conflicto político», han expresado en un comunicado.

Lo han hecho tras hacer público que querían llevar a la mesa al vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró; el secretario general de Junts, Jordi Sànchez; el vicepresidente del partido y exconseller, Jordi Turull; y la líder de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras; es decir, a tres miembros que no son del Govern.

Esto ha generado el enfado de Aragonès porque considera que se salta el acuerdo por el que ERC y Junts habían pactado que los miembros de la mesa serían parte del Govern, algo que ha manifestado en el Consell Executiu de este miércoles y que Junts ya ha contestado: «Es Moncloa quien rechaza la delegación de Junts».

La decisión de Junts ha dinamitado la reunión del Consell Executiu tras la cual debía celebrarse una rueda de prensa de su portavoz, Patrícia Plaja, que han anulado y sustituido por una rueda de prensa del mismo presidente de la Generalitat a las 13.30 en la Galeria Gòtica del Palau.

Los de Junts defienden que la delegación es «mixta Govern-partido», como lo había sido durante el mandato del expresidente Quim Torra, cuando los republicanos llevaron a miembros como su actual portavoz del Parlament, Josep Maria Jové, que no era miembro del Ejecutivo.

Por eso no comparten el enfado de sus socios de Govern que, por boca de su presidente, les han reprochado no estar cumpliendo el pacto que sellaron antes de su investidura, que aseguran que fija que los miembros de las dos delegaciones, ahora sí, deben sentarse en la mesa del Consell Executiu.

Además Junts ha recordado que la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, había abierto al puerta a que el presidente de ERC, Oriol Junqueras, también formara parte de la comitiva; aunque los republicanos ya habían descartado esa opción.

Sobre las criticas del presidente por haber hecho públicos los nombres justo antes de comenzar la reunión del Consell Executiu donde debían acordarse y ratificarse, los de Carles Puigdemont aseguran que Sànchez se lo ha comunicado al presidente Aragonès «una vez acabada la ejecutiva» del partido.

«Es Moncloa quien rechaza la delegación de Junts. No aceptamos presiones de Madrid, porque la parte catalana de la mesa se decide en Catalunya», ha concluido Junts, que siempre ha sido crítico con el espacio de diálogo con el Gobierno.

Fuente: Europa Press