El PDeCAT aún no desvela sus cartas pero recalca que no presentar enmienda de totalidad no implica un apoyo final a las cuentas

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) –

La portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, considera que sería incomprensible que ERC acabara apoyando los Presupuestos Generales del Estado para 2023 y sosteniendo al un Gobierno que, a su juicio, «no cumple con Cataluña».

Así lo ha asegurado en una entrevista al programa ‘Parlamento’ de RNE, recogida por Europa Press, en la que explica que su formación sigue analizando el proyecto de cuentas públicas y que todavía no ha decidido si presentará una enmienda a la totalidad en el Congreso.

«Estamos valorando, pero ya hemos comprobados que poco importa lo que reflejen los Presupuestos porque a final en Cataluña no se acaban ejecutando jamás», ha dicho, incidiendo en que la ejecución de los de 2021 se quedó en un 35% y la de las cuentas aún vigentes está en el 16%. «Así no pueden pedirnos que apoyemos unas cuentas», ha enfatizado.

En este contexto, Nogueras subraya que el grado de «exigencia» que tiene Junts con el Gobierno es «bastante más elevado» que el de «otros partidos catalanes». «Aunque nos aprueben el 60% de las enmiendas que presentamos a las leyes, nosotros valoramos qué gana y qué pierde Cataluña y si Cataluña sigue perdiendo, nosotros no podemos dar apoyo a las leyes. Lo seguiremos haciendo ahora y acabaremos haciendo lo que más beneficie a Cataluña», ha resumido.

En este contexto, la portavoz de Junts recalca que «no se puede entender» que ERC se «queje» de los incumplimientos del Gobierno, pero al final sean sus votos los «den estabilidad a un Gobierno que hace posible que el dinero no llegue a Cataluña». «Son los que parten y reparten y lo hacen gracias a los votos de ERC, no podemos entender que se siga dando estabilidad a un Gobierno que no cumple con Cataluña», incide.

EL PDECAT, CON VOLUNTAD DE NEGOCIAR

Más predispuesto a negociar con el Gobierno se ha mostrado, en el mismo programa de RNE, el portavoz del PDeCAT en el Congreso, Ferran Bel, quien admite que el diálogo «va bien enfocado», pero aún no desvela si su formación presentará enmienda para pedir la devolución al Gobierno de las cuentas públicas para 2023.

En cualquier caso, ha puntualizado que «una cosa es no presentar enmienda y otra estar de acuerdo con las cuentas». «Por tanto, nadie puede interpretar que si no presentamos la enmienda se pueda entender que vamos a votar favorablemente a los PGE», ha explicado. En todo caso, será la Ejecutiva del partido, que se reúne el lunes, la que tome una decisión al respecto.

Bel ha resaltado que «hay algunos aspectos» que no gustan al PDeCAT, aludiendo específicamente al cuadro macroeconómico, que «seguramente tendría que haberse ajustado un poco más», y al asunto de la ejecución presupuestaria en Cataluña.

«No nos gusta no tanto el presupuesto, sino que después el Gobierno no sea capaz de ejecutar una parte importante de los presupuestos en Cataluña», ha continuado, antes de subrayar que «la responsabilidad» de la ejecución recae sobre el Ejecutivo «y hasta el momento no lo ha hecho de forma muy diligente».

Por otro lado, Bel se ha referido a la Ley de Vivienda y ha resaltado que el PDeCAT no comparte el tope a los alquileres y que, en caso de llevarlo a cabo, sea la Administración central la que se encargue. «Es una competencia autonómica», ha insistido, subrayando que un tope «homogéneo no es de recibo». Así, no cree que ERC vaya a apoyar este tope a cargo de la Administración central.

Fuente: Europa Press