MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) –

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha prometido este martes seguir trabajando «en lo que importa al pueblo británico» y ha reclamado a sus ministros lograr «progresos» en las «prioridades del Ejecutivo», después de superar el lunes una moción de censura interna por las críticas contra él por el ‘Partygate’.

«Este es un Gobierno que da resultados en aquellos temas sobre los que la población del país está más preocupada», ha manifestado, al tiempo que se ha comprometido a seguir dando respuestas ante «estas prioridades». «Estamos del lado del trabajador pueblo británico y vamos a ponernos manos a la obra», ha añadido.

«Hemos comprometido 37.000 millones de libras (cerca de 43.177 millones de euros) para apoyar a hogares con sus finanzas, hemos hecho que nuestras comunidades sean más seguras contratando a 13.500 policías más y hemos hecho frente a los problemas en el sistema sanitario a causa del coronavirus abriendo cerca de cien centros de diagnóstico comunitario para que la gente pueda tener cuidados más cerca de casa», ha explicado.

Downing Street ha incidido en un comunicado que Johnson encabezará durante la jornada una reunión del Gabinete y ha agregado que pedirá a los ministros que se esfuercen para «aliviar las prisiones financieras sobre las familias, hacer más rápido y fácil el acceso a los servicios sanitarios, hacer que las calles sean más seguras y hacer avanzar y unir al país».

Así, ha desvelado que el ‘premier’ «presentará su visión para las próximas semanas, en las que el Gobierno presentará nuevos compromisos políticos que seguirán generando una diferencia real en la vida de la gente». «Esto incluirá medidas para reducir los costes de cuidado de hijos para los padres y un renovado impulso para introducir a más gente en la ‘escalera de propiedad'».

Johnson superó en la tarde del lunes la moción de censura planteada por los propios diputados del Partido Conservador tras hacerse con el respaldo de 211, mientras que 148 votaron en contra. Tras ello, el primer ministro destacó que se trata de un resultado «convincente» y «concluyente» que significa que el Gobierno puede «seguir».

De esta forma, superó así los 180 votos para mantenerse en el poder, aunque la historia apunta a que al haberlo logrado por un estrecho margen, su futuro es incierto, ya que en este tipo de situaciones, un primer ministro al final es destituido. El propio Johnson afirmó cuando su predecesora, Theresa May, se sometió a esta moción de censura y logró un 63 por ciento de apoyo que fue «un muy mal resultado, mucho peor de lo que parece».

Johnson ha conseguido menos de los 226 votos equiparables al resultado de May, por lo que supone un duro revés para el mandatario. May finalmente abandonó el cargo seis meses después de la moción de censura interna. Según la normativa interna del Partido Conservador, Johnson no puede ser sometido a una nueva moción de censura hasta dentro de doce meses, por lo que se garantiza este plazo sin amenazas a su liderazgo.


674800.1.260.149.20220607085932
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press