MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El Ejército de Israel ha afirmado haber bombardeado en la noche del jueves una instalación del Movimiento de Resistencia Palestina (Hamás) en respuesta al lanzamiento de globos incendiarios desde la Franja de Gaza.

«En respuesta a los globos incendiarios lanzados desde Gaza hacia Israel hoy (el jueves), aviones de combate de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han alcanzado esta noche una fábrica de armas pertenecientes a Hamás», ha confirmado el Ejército en su perfil oficial de Twitter.

El Ejército israelí ha compartido imágenes del ataque aéreo al lugar y ha aseverado que responderá «con firmeza» a los «intentos terroristas de Gaza», en referencia a los globos incendiarios lanzados este jueves desde el enclave.

Los globos han provocado cuatro incendios cerca de ciudades israelíes a lo largo de la frontera sur, si bien estos no han conllevado peligro, según han indicado los bomberos israelíes.

Por su parte, el portavoz de Hamás Fauzi Barhum ha resaltado que el bombardeo contra «instalaciones de la resistencia» supone «una reacción para aplacar a los colonos y encubrir las crecientes crisis» en Israel, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias Maan.

Así, ha manifestado que esta situación no cambiará las peticiones de la población palestina ni «el camino de la resistencia», que llevará a cabo «con todas las herramientas» para lograr materializar sus derechos y «poner fin a su sufrimiento».

«La resistencia de nuestro pueblo es la que tiene la iniciativa y controla la situación, según una clara visión que determina el camino a la hora de hacer frente a este enemigo, presionándolo y forzándolo a respetar el derecho de nuestro pueblo y poner fin sus políticas injutas», ha remachado Barhum.

Con esto hechos se habría roto la calma que ha durado dos semanas desde los últimos ataques entre Israel y Hamás, que se desarrollaron a mediados de junio en el contexto de la Marcha de las Banderas, una manifestación sionista, en Jerusalén.

En principio, esa marcha iba a tener lugar el 10 de mayo, si bien fue suspendida después de que Hamás disparara varios proyectiles en respuesta a la represión de las manifestaciones contra los desalojos de palestinos en el barrio de Sheij Jarrá, en Jerusalén, y la irrupción de agentes israelíes en la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

Estos incidentes derivaron en once días de combates en la Franja de Gaza, en los que murieron más de 250 palestinos y doce personas en Israel, entre ellas una mujer india y dos filipinos, así como más de 20 palestinos muertos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes en Cisjordania.

Fuente: Europa Press