Confía en que la patronal esté en la reforma laboral y pide que «todos se muerdan la lengua» sobre el contenido para que se alcance un acuerdo

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Gobierno y ministras de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha defendido este jueves la propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de subir las cotizaciones para recuperar la hucha de las pensiones y aunque ha asegurado que entienden la «preocupación» de los empresarios, también ha apelado a su «responsabilidad».

Así lo ha asegurado en un desayuno informativo de Europa Press, al ser preguntada por esa propuesta del ministro José Luis Escrivá, que busca recuperar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, popularmente conocido como ‘hucha de las pensiones’, y que ha generado el rechazo de los empresarios.

Según la ministra, se trata de una cuestión que es importante abordar «para dar tranquilidad a los trabajadores que mañana serán pensionistas». Por ello, ha señalado que el propio sector empresarial tiene que estar también preocupado por el sostenimiento de las pensiones y ha apelado a su responsabilidad en este asunto.

«Entiendo la preocupación pero creo que es importante abordar esta circunstancia para dar tranquilidad a los trabajadores de mañana que serán pensionistas y vuelvo a apelar a la responsabilidad del sector económico y empresarial de nuestro país que, estoy segura, también estará preocupado por el mantenimiento y el sostén de las pensiones», ha recalcado la Portavoz del Ejecutivo.

Rodríguez ha recordado en este punto que las pensiones son uno de los «principios básicos» de nuestro estado de bienestar y de esos que también «generan cohesión social». Por ello, ha insistido en la «responsabilidad» del empresariado y en este sentido y para aportar «tranquilidad» a los futuros pensiones, ha explicado que la preocupación del Gobierno es «volver a llenar la hucha» de las pensiones y que «exista un buen fondo de reserva».

PROPUESTA COMPROMETIDA CON EUROPA

Por lo tanto, ha dejado claro que esta es una propuesta que «está sobre la mesa» del diálogo social y sobre la que se deben alcanzar acuerdos en los próximos días porque es un asunto que «está comprometido con Europa».

Rodríguez ha recordado que en una primera parte hubo un acuerdo social para «garantizar el crecimiento de las pensiones», contraponiendo esa reforma a la que realizó el Partido Popular, que «las dejaba absolutamente congeladas».

Pero ha precisado que aquella fue «una parte del acuerdo» y la otra parte consistirá en «llenar la hucha» dado que, según ha recordado, el Partido Popular la «agotó».

«Cada decisión, cada reforma tiene un hito, una fecha de cumplimiento y estamos dando respuesta a ello y espero que los próximos días se pueda resolver, pero en estos momentos está también participando del diálogo social este tipo de propuesta», ha remachado.

MUCHA CONFIANZA EN QUE LA PATRONAL ESTÉ EN EL ACUERDO

En cuanto a la negociación de la nueva normativa laboral, la ministra no ha querido desvelar nada sobre su contenido y tras apelar a la «flexibilidad» de las partes en sus posiciones en la mesa de diálogo, se ha mostrado esperanzada en que los empresarios acaben pactando el nuevo marco de relaciones laborales.

«Tengo mucha confianza en los empresarios», ha recalcado al tiempo que recordaba que el país no avanzaría si no es con la iniciativa privada. En este sentido, ha recordado que el plan que España ha presentado en Europa no solo consiste en invertir dinero público, si no apoyar a la iniciativa privada, mejorando el sector productivo y acompasando la modernización de las empresas para lo que, ha insistido, es necesario dotarse de un nuevo marco de relaciones laborales.

La Portavoz del Ejecutivo también ha pedido que no haya «ruido» en torno a las mesas de negociación laboral para que prosperen y concluyan con éxito. Para ello, ha dicho, es mejor que «todos nos mordamos la lengua» y que fuera no se exponga el fondo de las cuestiones que se están debatiendo en la mesa.

De hecho, ha precisado que para que el debate tenga éxito, la negociación «ha de ser viva». «Si lo que se debate dentro se cuenta fuera hay más posibilidades de fracaso que de éxito y lo que queremos es que sea exitosa», ha recalcado.

En este contexto ha reiterado que el Gobierno no pretende hacer solo una contrareforma, sino que la situación es de oportunidad y por ello quieren contar con un «nuevo marco», que es «imperativo» para afrontar el nuevo modelo económico.

CONCENTRADO EN EL TÉRMINO DEROGACIÓN, PERO LO IMPORTANTE ES LA SUSTANCIA

En cuanto a la afirmación de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de que la derogación de la actual legislación laboral «no es posible», ha apuntado que, aunque no vio la entrevista, si es cierto que no es posible la derogación desde el punto de vista jurídico.

No obstante, ha añadido que si por «derogación» se entiende sustituir la actual normativa por una nueva, «efectivamente» el Gobierno «derogará» la anterior con una nueva legislación. Lo que sí ha admitido es que se han «concentrado mucho en el término cuando lo importante es la sustancia».

Fuente: Europa Press