MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) –

El general jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, y el Director Adjunto Operativo e la Policía Nacional (DAO), José Ángel González se han defendido este jueves de las críticas sobre posibles abusos a la hora de imponer sanciones a los ciudadanos por saltarse el confinamiento que se vienen vertiendo estos últimos días por parte de expertos jurídicos. Aseguran que los agentes que se limitan a aplicar la ley y que luego son los órganos instructores quienes acuerdan la sanción correspondiente.

Santiago ha sido preguntado en la comparecencia telemática diaria sobre el caso de una mujer de Cieza (Murcia) detenida por difundir información a través de ‘whatsapp’ sobre el positivo en COVID-19 de la empleada de un supermercado.

«La Guardia Civil tiene claro que hay que aplicar la ley», ha manifestado el alto mando de la Benemérita, para añadir que será el juez quien decida sobre este caso particular. González, por su parte, se ha limitado a señalar que los agentes de la Policía constatan hechos y luego los envían al órgano instructor, que es el que los califica y pone la sanción administrativa correspondiente.

Los mandos también han dado cuenta como cada día del total de sanciones impuestas en las últimas 24 horas. En el caso de la Guardia Civil se tramitaron casi 4.800 denuncias y se detuvo a 25 individuos por infringir las limitaciones del Estado de Alarma; mientras que por parte de la Policía el número de personas detenidas ha sido de 84.

Desde que entró en vigor el Real Decreto hacen un total de 2.821. Respecto a las sanciones, en las últimas 24 horas se han tramitado 4.406 actas, lo que supone un total de 177.474 desde el comienzo del Estado de Alarma

En cuanto a la presencia policial, Santiago ha puesto en valor la función que cumplen 40.000 guardias civiles en toda España, 18.000 velando directamente por la seguridad de los ciudadanos, donde se realizaron 11.600 controles en espacio público y se interceptó a un total de 139.000 personas en vehículos; además de prestarse 950 servicios de tipo humanitario y otras labores como de apoyo a bancos de alimentos.

UN FALSO ENFERMERO Y UN FALSO MÉDICO ESTAFADOR

Como actuación destacada, el mando de la Guardia Civil ha destacado que en Coruña se ha procedido a la detención de una persona por un delito de falsificación documental y otro de intrusismo profesional, tras presentarse para trabajar como enfermero en una residencia de mayores mostrando un título de grado que resultó ser falso.

Por parte de la Policía, González ha relatado el arresto en un centro sanitario de Madrid de un falso médico estafador. El arrestado tenía un uniforme sanitario, así como con una tarjeta identificativa a su nombre que le acreditaba como médico especialista del Servicio de Inmunología de un centro hospitalario de la capital.

«Las investigaciones nos han permitido averiguar que había sido visto en varias ocasiones en un hospital madrileño, donde al parecer habría contactado con los profesionales sanitarios del centro al objeto de recoger dinero para la compra de material de protección individual», ha relatado.

El DAO también ha aprovechado su comparecencia de este jueves para expresar sus condolencias la familia del inspector de policía Sebastián Samariego Rivero, fallecido este miércoles, y ha aprovechado su intervención para, «en estos momentos en los que se comienza a vislumbrar la esperanza en la victoria», agradecer expresamente la labor que realizan estos días los más de 70.000 hombres y mujeres que componen las diferentes policías locales en España.

También ha dado especial relevancia a la labor que se viene desarrollando contra la trata de seres humanos, así como la investigación de organizaciones que explotan a trabajadores, atacando frontalmente los derechos fundamentales.

Así, ha señalado que en este periodo de confinamiento se ha procedido a la detención de 32 explotadores y la liberación de 25 víctimas que estaban siendo explotadas sexualmente, mientras que en la protección de los derechos laborales hemos llevado a cabo 44 operaciones que han finalizado con 53 detenidos.

Fuente: Europa Press