MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio del Interior ha negado que la Guardia Civil vaya a ser expulsada de Navarra tras pactar el Gobierno la fecha de la transferencia de Tráfico a cambio del apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado de 2023. Los agentes serán reubicados en otras unidades del Instituto Armado en esta comunidad autónoma o podrán acogerse a la ‘pasarela’ para seguir en Tráfico dentro de la Policía Foral, han señalado fuentes del Ministerio.

Desde el Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska añaden que «el único que ha sacado a la Guardia Civil de Navarra ha sido el PP», ya que entre 2011 y 2018 el Gobierno de Mariano Rajoy «retiró a un total de 330 agentes del Cuerpo».

«El Gobierno de Pedro Sánchez ha emprendido el camino contrario: desde 2018 hemos aumentado en 94 agentes, un 6,3 por ciento, la plantilla de la Guardia Civil en Navarra», han añadido.

Con la incorporación este verano de los nuevos agentes de Policía Nacional y Guardia Civil a sus destinos de la Comunidad Foral, son 661 los policías nacionales y 1.581 los guardias civiles en activo en Navarra. Son cifras que se acercan al récord histórico de 2.487 efectivos registrados en 2011, según los datos del Ministerio del Interior.

EL GOBIERNO SE REMONTA A AZNAR

Ante las críticas por el acuerdo con EH Bildu vertidas desde partidos de la oposición y asociaciones profesionales de la Guardia Civil, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha sostenido este miércoles que el primero que apostó por esta transferencia fue el expresidente ‘popular’ José María Aznar con un pacto similar alcanzado en el año 2000 con Unión del Pueblo Navarro (UPN).

«Es falso que se haya expulsado a la Guardia Civil», ha señalado Bolaños en respuesta al ex diputado de UPN Carlos García Adanero, muy crítico por pactar el 31 de marzo como fecha para la transferencia de Tráfico.

«Pactan con los que señalaban, los que apuntaban, los que disparaban, los que volaron autobuses llenos de jóvenes guardias civiles, casas cuartel con niños dentro, los que hicieron pancartas trampa para asesinar a guardias civiles, los que han disfrutado, no han condenado y siguen diciendo que mereció la pena», ha denunciado Adanero.

CRÍTICAS DE GUARDIAS CIVILES

Las asociaciones profesionales de la Guardia Civil también han denunciado que se ceda al «chantaje» de EH Bildu a cambio de aprobar los Presupuestos de 2023. Según sus cálculos, afectará de manera directa a unos 220 guardias civiles, con su repercusión en el plano profesional y familiar y también en detrimento de la seguridad ciudadana.

Los representantes de guardias civiles entienden que el acuerdo se alinea con la antigua reivindicación de ETA de «echar a las fuerzas de ocupación», que es como el entorno abertzale sigue llamando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Coincidiendo con la última Fiesta Nacional del 12 de Octubre, estas asociaciones pidieron que se investigara por posible delito de odio la campaña lanzada en redes sociales por EH Bildu en la que, con un agente de espaldas y una maleta a su lado, exigían la expulsión del Instituto Armado bajo el lema ‘Alde hemendik, bake garaia da’ (Fuera de aquí, es tiempo de paz).

Fuente: Europa Press