/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Ingleses y franceses redujeron en julio sus noches de hotel en España

Ingleses y franceses redujeron en julio sus noches de hotel en España

España tenía disponibles en julio 16.774 establecimientos abiertos para alojarse (entre hoteles y pensiones), con 1,8 millones de plazas disponibles. Con 7,29 millones de pernoctaciones solo en julio, Reino Unido es el principal nicho de mercado para el sector turístico español. Los británicos realizaron casi el 25% de las noches de hotel de los extranjeros que visitan España. De ahí que la bajada el mes pasado del 5,2% de noches de hotel de esta nacionalidad sea relevante para los hoteles.

La notable reducción se produce justo un año después de la victoria del sí en el referéndum de Reino Unido para abandonar la UE, que hasta ahora no había generado impacto en el turismo a España, aunque la libra sí se ha resentido. Las pernoctaciones en hoteles de británicos durante estos 12 meses solo se redujeron el junio y en marzo un tímido 1%. La caída de julio es la más importante. De todas formas, si se miran las cifras por viajeros (y no por pernoctaciones), la bajada es más suave, del 3,6%. Indica que han llegado menos pero, sobre todo, que han realizado estancias más breves.

MÁS INFORMACIÓN

Francia es la tercera nacionalidad más habitual entre los usuarios de hoteles en España, con otro 7,3% de las visitas totales, y también desde allí se sufre una bajada importante en julio, del 7,1% en las pernoctaciones y del 1,33% en viajeros. En el caso de los galos, que esté acortando los viajes es menos novedoso, ya que el el cuarto mes consecutivo de reducción.

Aun así, la estadística de usuarios extranjeros de hotel repunta más del 3%, porque se compensa con fuertes subidas en otros mercados. Los alemanes que se alojan en hoteles crecen un 9,4%. Los holandeses, un 11,2%. Y los italianos más del 3%.

Aunque las estancias en hoteles son un indicador sólido para evaluar la llegada de turistas, no se pueden extrapolar estas cifras directamente. En julio también hubo visitantes que se alojaron en apartamentos, cámpings y otros establecimientos rurales que no se incluyen. E incluso en segundas residencias o casas de amigos. La cifra global y oficial se publicará a finales de mes.

Los puntos más calientes del turismo

En julio se cubrieron el 73,1% de las plazas hoteleras ofertadas, con un aumento anual del 0,7%. El grado  de ocupación por plazas en fin de semana subió un 2,2% y se situó en el 77,3%. Sin embargo, en los puntos calientes del turismo, todos en la costa a excepción de Madrid, los hoteles estaban casi al completo.

Por zonas turísticas, Palma-Calvià alcanza tanto el mayor grado de ocupación por plazas (92,1%) como el mayor grado de ocupación en fin de semana (92,3%). La Costa del Sol registra el mayor número de pernoctaciones, con más de 2,3 millones. Los puntos turísticos con más pernoctaciones son Barcelona, Madrid y Benidorm. Formentera presenta el mayor grado de ocupación por plazas (96,4%) y Santa Margalida el mayor grado de ocupación en fin de semana (93,8%).

A la hora de elegir destino, las costumbres de españoles y extranjeros difieren. Los españoles que hacen turismo doméstico en hoteles, eligen Andalucía (que atrae el 22,7% de las visitas) , Cataluña, Comunitat Valenciana y Canarias, por ese orden.

Mientras, el principal destino elegido por los viajeros extranjeros son las Islas Baleares, con un 34,0% del total de pernoctaciones. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros suben un 0,9% respecto a julio de 2016. Los siguientes destinos de los no residentes son Cataluña (con el 21,2% del total de pernoctaciones y un crecimiento del 4,6%) y Canarias (con el 19,3% del total y un aumento del 1,4%).

Hoteles más caros

Los hoteles, en general, llenaron más sus habitaciones en julio. Pero, además, lo hicieron con tarifas más altas, lo que eleva su rentabilidad. La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada fue de 98,5 euros en julio, lo que supone un aumento del 6,1% respecto al mismo mes de 2016.

Por categorías, la facturación media es de 218,8 euros para los hoteles de cinco estrellas, con una subida del 6,51%; de 107,9 euros por noche para los de cuatro (+6%) y de 83,4 euros para los de tres estrellas (+5,10%). Los de dos estrellas experimentaron la mayor subida de precio interanual, del 7,45% hasta los 67,25 euros. Y para los más modestos, de una estrella, la tarifa media era de 63,68 euros, un 5,3% más alta.

De todas formas, eso son medias. Y así como en cada categoría puede haber hoteles a precios muy distintos, la zona es esencial para el precio. Para toda España la tarifa media es de 98,5 euros, pero en Baleares sube a 115,4 euros (un 5,4% más); en Cataluña, a 106,3 euros (se dispara más del 10%); y en Andalucía, hasta los 105,6 euros (sube el 4,2%). Por el contrario, el promedio más contenido está en Castilla-La Mancha, con 53,3 euros de media y un alza de solo el 1,4%.

En cuanto al empleo, según el INE el personal contratado en hoteles se ha elevado con respecto al año pasado un 4,87%. este indicador encadena así tres años y medio al alza, tras el fuerte ajuste que se produjo en las plantilals entre 2011 y 2012.

Fuente: El País

By | 2017-08-23T10:06:51+00:00 agosto 23rd, 2017|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en Ingleses y franceses redujeron en julio sus noches de hotel en España