MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha advertido este jueves de que diciembre es un mes «crítico» de cara a la lucha contra la pandemia del coronavirus, por lo que ha pedido a la población actuar con «cabeza y prudencia» para seguir reduciendo la curva de contagios.

Illa se ha pronunciado así en una rueda de prensa celebrada en Cantabria junto al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y un día después de que el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) aprobara el plan de actuación de cara a las navidades que, entre otras cuestiones, restringe la movilidad entre comunidades autónomas desde el 23 de diciembre y hasta el 6 de enero.

Además, tal y como ha recordado el ministro de Sanidad, se ha acordado con las comunidades autónomas que haya un máximo de 10 personas en las reuniones navideñas, salvo que se trate de personas que viven en el mismo domicilio y que no se superen dos grupos de convivencia como máximo; y se ha fijado el toque de queda a las 1.30 horas los días 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja, si bien sólo para regresar al domicilio y «nunca» para desplazarse a otros encuentros sociales.

«El periodo de navidades y todo el mes de diciembre es crítico. Si no actuamos con cabeza y prudencia podemos echar a perder todo el esfuerzo que se ha hecho en las últimas semanas para doblegar la curva», ha reiterado Illa, para recordar que el coronavirus tiene una «alta transmisibilidad y sólo se le combate reduciendo la movilidad y los contactos sociales».

Por ello, el ministro ha pedido a la población que se quede en casa durante las navidades y ha mostrado su «plena confianza» en la ciudadanía española, ya que ha tenido una respuesta «ejemplar» durante todos los meses de pandemia.

Finalmente, Illa ha apostillado que la incidencia actual de contagios de coronavirus en España en los últimos 14 días se sitúa en los 251,61 casos por 100.000 habitantes, si bien el objetivo es llegar a los 25 casos. «Estamos cerca del principio del fin, pero no podemos bajar la guardia porque la situación sigue siendo muy preocupante», ha sentenciado.

Fuente: Europa Press