La empresa de alquiler de vehículos Hertz despedirá a alrededor de 10.000 personas en Norteamérica debido al impacto que está provocando el coronavirus sobre su negocio.

Según ha comunicado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), dicha medida corresponde a un plan de contingencia ante la bajada y cancelación de reservas a causa del Covid-19.

Hertz acometió despidos temporales en un principio, pero a medida que la pandemia continuó afectando a la compañía y al sector turístico, se ha visto obligada a despedir a unas 10.000 personas en Norteamérica de entre todos sus departamentos.

Los despidos se han llevado a cabo en dos tandas diferentes. El pasado 14 de abril dejaron la compañía todos aquellos trabajadores que no estaban afiliados a un sindicato, mientras que los que sí lo estaban acabaron sus contratos el 21 de abril. La empresa prevé un gasto de unos 30 millones de dólares (27,7 millones de euros) debido a los pagos de indemnizaciones por despido.

Tras el anuncio, las acciones de la compañía en Bolsa se han desplomado cerca de un 4%. Así, los títulos de Hertz en Wall Street caían un 3,99%, hasta 4,10 dólares por título (3,8 euros) en las primeras horas de negociación, después de cerrar este martes con un valor de 4,27 dólares (3,95 euros).

Fuente: Cinco Días