Un estudio de la consultora CBRE ha evaluado los primeros meses de funcionamiento de Madrid Central en relación con la vivienda y la actividad comercial. A partir de datos de tasaciones, mapas de ruido y herramientas de análisis de datos, el informe concluye que la limitación del tráfico en el centro de la capital ha contribuido a revalorizar los pisos, mientras que el volumen de visitantes a las calles más comerciales se ha mantenido, aunque han cambiado ciertos patrones de afluencia.

MÁS INFORMACIÓN

“A pesar de lo que podríamos pensar en un primer momento, el número de visitantes a la zona se mantiene constante”, señala Gonzalo Senra, uno de los expertos que participan en el informe. Senra, director nacional de Producto Retail de CBRE, destaca “el cambio en el perfil del visitante, patrón de comportamiento y procedencia”, lo que significa que se abre “una nueva etapa cargada de oportunidades”.

El informe se centra en tres vías comerciales de Madrid Central —Gran Vía, Hortaleza y el tramo peatonal de Fuencarral— y dos colindantes con el área de tráfico restringido —Luchana y el tramo de Fuencarral entre las glorietas de Bilbao y de Quevedo —. Para analizar la afluencia de gente a esas calles se ha utilizado una herramienta propia capaz de rastrear la ubicación de millones de teléfonos móviles. En concreto, señalan desde la consultora, esa herramienta tiene visibilidad sobre uno de cada cuatro móviles españoles, lo que permite extrapolar sus resultados con fiabilidad.

Así, se ha estudiado la concentración y procedencia de los móviles que había en cada una de esas calles en las diferentes franjas horarias a lo largo de la semana. La conclusión general es que entre semana hay menos gente, pero el fin de semana crecen las visitas, que además tienden a concentrarse más en las tardes. Además, se refuerza la presencia de visitantes del propio distrito o de los más cercanos, mientras que pierden fuerza algunos de los más periféricos. “Lo importante es haber identificado un cambio en la procedencia de las personas, lo que se traduce en nuevas oportunidades a explotar por los comerciales”, señala Senra en alusión a las estrategias de captación y fidelización.

El análisis difiere del que hacen desde la patronal de comercios textiles Acotex. En la presentación, este miércoles, de los datos sobre la marcha de las ventas, aseguraron que Madrid Central ha sido “dañino” para el comercio y cifran en un 18% la caída de ventas en las tiendas del centro, informa Javier Salvatierra.

Revalorización de los pisos

Pero además del comercio, CBRE también analiza los efectos sobre el mercado de la vivienda. De nuevo, la conclusión de la consultora inmobiliaria es positiva: “Es pronto para determinar cuáles son los resultados directos de la implementación de esta normativa, aunque sí podemos indicar que existe una tendencia creciente en el precio”, asegura el informe.

Para evaluar el impacto de Madrid Central sobre las casas del distrito Centro se han tenido en cuenta los valores de tasación de las viviendas en el primer trimestre del año, con respecto al mismo periodo de 2018. La conclusión es que los precios han crecido un 11,57%, por encima de la media del 8,9% registrada en los barrios colindantes.

Por otro lado, se intenta determinar si la reducción del ruido puede estar detrás de ese fenómeno. Para ello se consideran algunas operaciones de apaciguamiento del tráfico previas a Madrid Central. “No se observa un impacto significativo sobre el precio de la vivienda por la peatonalización”, sostiene CBRE.

¿Qué produce entonces la revalorización de las casas? “[Madrid Central] responde a una tendencia que ya hemos identificado en otras ciudades europeas”, asegura en el informe Samuel Población, director nacional de Producto Residencial de la consultora. “La limitación en la circulación rodada supone un impacto muy positivo para la salud de los residentes y una mejora en la calidad de vida”, concluye.

Fuente: El País