Asegura que «Putin ha perdido la guerra pero Ucrania todavía no la ha ganado»

BARCELONA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) –

La exministra de Asuntos Exteriores y actual decana de la Escuela de Asuntos Internacionales de Paris SciencePo (Psia), Arancha González Laya, ha apostado por aumentar el presupuesto destinado a seguridad y defensa en España y la Unión Europea para «estar preparados para defender la paz» frente a la guerra en Ucrania tras la invasión rusa.

En una entrevista de Europa Press antes de participar en la primera jornada de ‘Nudos de la democracia’, coorganizada por la Fundación Ernest Lluch y el Observatori Social de la Fundació ‘la Caixa’, la exministra ha descartado entrar en «cómo se cocina el presupuesto», al ser preguntada por el aumento de la partida de defensa en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que ha generado críticas por parte de Unidas Podemos que aseguran que no fueron informados.

«Sí diría que la Unión Europea es un proyecto de paz, pero mantener hoy este proyecto de paz significa estar preparado para defender esa paz y eso supone hoy invertir más en nuestra seguridad colectiva, en la capacidad de defender nuestro territorio y nuestro modo de vida», ha subrayado la extitular de Exteriores.

Además, ha afirmado que en España este debate «no se puede disociar de la gran presencia de la industria de la defensa en el tejido productivo», y ha añadido que el gasto en defensa y seguridad supone crear empleos, crear competitividad e invertir en tecnología y también es un componente fundamental de la autonomía estratégica europea, en sus palabras.

«ERRORES DE CÁLCULO» DE PUTIN

Sobre si se prolongará la guerra en Ucrania, González Laya ha sostenido que Rusia presentó el conflicto como una operación militar rápida pero finalmente no ha sido así, y lo ha atribuido a «tres errores de cálculo de Putin»: subestimar el sentimiento nacional ucraniano, la unidad europea y la postura de países terceros como China, Turquía o India, ha concretado.

«Lo cierto es que Putin ha perdido la guerra pero Ucrania todavía no la ha ganado», ha destacado González Laya, que considera que el presidente ruso, Vladimir Putin, está respondiendo a esta resistencia con escaladas del conflicto como la anexión de territorios ucranianos tras la celebración de referéndums en estos territorios, que la exministra ha tildado de simulacro de democracia.

También ha asegurado que la amenaza de Putin de usar armas nucleares «debería de preocupar a todos» los países, y ha destacado que tanto la UE como la OTAN han sido muy claros advirtiendo a Putin sobre las consecuencias de tomar ese camino, algo que afirma que están haciendo la mayoría de los países.

RELACIONES CON MARRUECOS Y ARGELIA

González Laya ha desvinculado su cese como ministra con la crisis diplomática que atravesaba España con Marruecos: «Mi cese es tan normal como mi llegada al Gobierno en el sentido de que uno sirve a su país a voluntad de su presidente», y ha defendido la construcción de relaciones estables con países como Marruecos, Argelia, Mauritania, Libia o Egipto.

Ha descartado valorar el cambio de postura de España con respecto al Sáhara occidental, que se materializó con una carta que envió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al Rey de Marruecos, Mohamed VI, y ha subrayado que ella no comenta decisiones del Gobierno al que ha pertenecido por regla deontológica y por higiene deontológico, ha dicho textualmente.

Preguntada por si el suministro de gas argelino a España estaría en riesgo como consecuencia de ese cambio de posicionamiento sobre el Sáhara, ha respondido que los pronunciamientos argelinos «han sido siempre muy claros, que ellos son suministradores serios, son país serio con un compromiso serio y de largo plazo», y ha subrayado que Argelia y España y sus empresas están comprometidas con garantizar la seguridad energética y con trabajar juntos para innovar en este sector.

En cuanto al proyecto del gaseoducto Midcat, la exministra ha apostado porque forme parte de una discursión a nivel de la Unión Europea, de interconexiones europeas, y considera que engloba un debate más amplio sobre la unión energética y la transición energética, que cree que debe ser «rápida, justa y segura».

González Laya ha puesto en valor el trabajo del Gobierno central y su papel al afrontar situaciones como la pandemia, la erupción del volcán de La Palma y la guerra en Ucrania, y ha explicado que ella ahora está viviendo el día a día sin proyectarse en el futuro, al ser preguntada por si se ve volviendo a la primera línea política: «El futuro ya veremos lo que nos depara», ha concluido.

Fuente: Europa Press