MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Gobierno central ha aceptado la petición de la Comunidad de Madrid de reunir al Grupo Covid el martes, a las 16.30 horas, para abordar la posibilidad de realizar test en farmacias, según han informado fuentes conocedoras de la cita a Europa Press.

El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, pidió el jueves este encuentro. Para el dirigente autonómico, «es fundamental implementar una estrategia de diagnóstico masivo de Covid para poder evitar una tercera ola».

El Gobierno regional lleva semanas pidiendo hacer test en farmacias. «Una de las claves de nuestra estrategia sanitaria es la capacidad diagnóstica. Hacemos muchos test pero necesitamos hacer más. Hace semanas que pedimos al Gobierno que las farmacias puedan colaborar en esta tarea. Seguimos sin respuesta», lamentó la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

El Grupo Covid-19 está compuesto por los ministros de Sanidad, Salvador Illa; y de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; el consejero de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero; y el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo regional, Ignacio Aguado, y se apoya en los consejos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad y de los técnicos sanitarios de la Comunidad de Madrid, y también en dos estructuras, llamadas «Unidades de Apoyo».

PRESENTAR PLAN DETALLADO

En el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado día 18, celebrado en Extremadura, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, instó a las autonomías que quisieran realizar test de antígenos en las farmacias a presentar un plan detallado que debía incluir aspectos relativos al personal, medios, equipos de protección individual, registros e instalaciones en las oficinas de farmacia para que puedan realizar adecuadamente los test de detección del coronavirus.

Tras dejar abierta esta puerta el ministro, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con una red de más de 2.800 farmacias, presentó de manera oficial su plan a Sanidad el pasado día 25.

El plan planteado por el Ejecutivo madrileño contempla que la realización de las pruebas tenga carácter voluntario, con una previsión de que 500 oficinas se sumen a la iniciativa, pero exige a las farmacias contar con una zona específica para la realización de las pruebas, que deberá disponer de ventilación y será desinfectada tras la realización del test, así como con una zona específica para la entrega de documentación.

Los test de antígenos únicamente podrán ser realizados a personas sin síntomas y realizados por los farmacéuticos (titulares, adjuntos, regentes o sustitutos de una oficina de farmacia) acreditados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, que deberán obtener la acreditación tras superar un curso de actualización de conocimientos en coordinación con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC). La idea es que la formación de los farmacéuticos para la acreditación sea online.

Asimismo, contempla, en función del municipio donde se encuentre y de su infraestructura, que la farmacia se pueda acoger a uno de los dos modelos diseñados para realizar pruebas: durante su horario de apertura, en cuyo caso deberán disponer de un circuito de acceso a la zona acotada donde se realice la prueba, o tras el cierre al público, supuesto en el que deberán facilitarán un horario específico para tal fin.

En el caso de que un ciudadano obtenga un resultado positivo, la oficina de la farmacia, como establecimiento sanitario, lo notificará de manera inmediata (estas pruebas ofrecen resultado entre 15 y 20 minutos) al gobierno regional. Al mismo tiempo, se pasarán los datos a la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, a través de un sistema centralizado de registro que quedará integrado en los sistemas de información de la Consejería de Sanidad.

Fuente: Europa Press