Las acciones de Gilead bajaron este jueves con fuerza en Wall Street, después de filtrarse datos sobre un ensayo clínico en China de su antiviral remdesivir, aplicado a casos graves de Covid-19. Los datos publicados mostraron una nula eficacia de este antiviral, el fármaco más prometedor en la lucha contra el coronavirus en pacientes ya infectados. 

La empresa y el equipo científico participante en los ensayos aseguran, no obstante, que el resumen no representa los resultados. La OMS, que colabora en la coordinación de los esfuerzos mundiales para encontrar remedio a la pandemia, admitió que publicó los resultados de forma accidental. Aunque el informe fue eliminado rápidamente, ha sido publicado por la página especializada Stat y el diario Financial Times, que considera el ensayo fallido.

Según los datos, el compuesto no se ha podido asociar con la mejora de los enfermos: el 13,9% de los pacientes tratados con remdesivir murió, frente a un 12,8% de los tratados con los cuidados estándar. Algunos proveedores de Gilead han caído con fuerza en los mercados asiáticos, si bien uno de ellos, Porton Pharma, ha declarado a la autoridad bursátil que ha recibido confirmación de los pedidos de Gilead, que está acelerando la producción de dosis de remdesivir.

La semana pasada Gilead se disparó en Bolsa tras filtrarse datos en el sentido inverso, en este caso sobre un ensayo clínico en Chicago. La empresa también alertó en ese momento de que los resultados, publicados por una revista médica, eran parciales.

«Eso no es correcto», ha asegurado a Bloomberg Frederick Hayden, un experto en enfermedades infecciosas que colabora con la firma. «Mi interpretación de los datos no es consistente con ese titular», en referencia a la información de Financial Times sobre un ensayo fallido. Gilead, en una declaración, asegura que el resumen explica mal los resultados del estudio, que fue suspendido al no encontrar un número mínimo de pacientes para obtener conclusiones sólidas. «La tendencia de los datos sugiere un beneficio potencial del remdesivir, particularmente entre pacientes tratados a tiempo», añadió Gilead. La compañía dijo que los datos completos se someterán a revisión y publicación.

El estudio en cuestión ha sido uno de los dos ensayos principales en China con remdesivir, y se centró en casos graves de Covid-19 en Wuhan. Aspiraba a tener 450 enfermos, pero no alcanzó la mitad de esa cifra dado que el confinamiento redujo el ritmo de contagios.

Gilead está probando este fármaco en pacientes graves en 152 centros médicos diferentes, si bien en muchos de ellos se trata de los llamados tratamientos compasivos: se aplican a pacientes para quienes no hay alternativa, pero no se cotejan los resultados con un grupo alternativo de pacientes que no recibe el fármaco. En España se está usando remdesivir para tratar pacientes con coronavirus en ocho hospitales: La Paz, Alcalá de Henares, Ramón y Cajal y 12 de Octubre, en Madrid; el Clínic y el Vall d’Hebrón, en Cataluña; el Hospital de Cruces, en el País Vasco, y el Carlos Haya, en Andalucía.

Actualmente no hay tratamientos aprobados contra el coronavirus, una enfermedad altamente contagiosa que ha infectado a más de 2,6 millones de personas en poco más de cuatro meses, matado a más de 200.000 y provocado el confinamiento de buena parte de la población mundial.

El redemsivir es el fármaco que mejores perspectivas ha ofrecido. En febrero, Bruce Aylward, subdirector general de la OMS, sostuvo que este fármaco «puede ser el único tratamiento eficaz contra el coronavirus». Hace dos semanas la prestigiosa revista médica New England Journal publicó que dos tercios de un grupo de pacientes gravemente enfermos de covid-19 vieron mejorar su estado después de recibir el tratamiento con este medicamento.

Fuente: El País