Cree que Sánchez ha «humillado a una nación que merece un Gobierno más digno»: «Las leyes de España no pueden hacerse en la sede de ERC»

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) –

El PP considera que Pedro Sánchez «ha renunciado a ser el presidente de todos los españoles» tras anunciar una reforma del delito de sedición que, a su juicio, evidencia que su Ejecutivo está «rendido a políticos fugados» como Carles Puigdemont. Dicho esto, ha retado a los ‘barones’ y cargos intermedios del PSOE a no callarse ante la «barbaridad política» que supone esa modificación del Código Penal porque el silencio es una «traición» a sus valores.

Los ‘populares’ consideran que Sánchez hoy «ha humillado a una nación que merece un Gobierno más digno del que hoy padece», según han subrayado fuentes de la cúpula del PP poco después de que el jefe del Ejecutivo haya avanzado en una entrevista en La Sexta que este viernes PSOE y Unidas Podemos presentarán una iniciativa legislativa en el Congreso para reformar el delito de sedición, que pasará a llamarse de «desórdenes públicos agravados».

La primera en pronunciarse públicamente ha sido la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, quien ha asegurado que Pedro Sánchez «paga puntualmente a sus socios las hipotecas que le permiten seguir en Moncloa a costa de la igualdad ante la ley». «Ahora un Código Penal a la medida de los sediciosos para sacar unos presupuestos. ¡Alto precio para los españoles!», ha manifestado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, que ha recogido Europa Press.

En parecidos términos se ha expresado el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto: «De entre todas las necesidades que tienen los españoles, «¿a qué da prioridad Sánchez? A las necesidades de quienes le mantienen en la Moncloa. Otra vez», ha exclamado en la misma red social.

«MONEDA DE CAMBIO CON EL INDEPENDENTISMO»

Fuentes del PP han abundado en ese mensaje al asegurar que Sánchez ha confirmado que el Código Penal de España «es la moneda de cambio con el independentismo para facilitar su permanencia en el Palacio de la Moncloa un año más».

Según el PP, las leyes de España «no pueden redactarse en la sede de ERC por la conveniencia política de Pedro Sánchez». «Ni la Constitución ni el Estado de derecho pueden rendirse a las necesidades de ningún dirigente político, y menos a las de aquellos que se levantaron contra nuestra nación. En ningún país europeo se tocaría el delito de sedición de la mano de los sediciosos», han añadido las mismas fuentes.

El partido de Alberto Núñez Feijóo considera que Pedro Sánchez «ha renunciado a ser el presidente de todos los españoles porque España no comparte las prioridades políticas de un Gobierno rendido a políticos fugados o a dirigentes con sentencia firme por utilizar instituciones autonómicas contra España y contra su unidad territorial».

«Ni Pedro Sánchez es digno de la tradición democrática del PSOE ni el PSOE puede callar ante este episodio sin ser cómplice expreso de esta barbaridad política», han proclamado desde la cúpula del PP, para añadir que «el silencio de sus mandos intermedios es una traición a los valores que un día decidieron representar».

«EL CENTRO Y LA MODERACIÓN YA NO TIENEN ESPACIO EN EL GOBIERNO»

Dicho esto, el PP ha asegurado que habrá entendimiento entre las dos grandes fuerzas de España, pero «será con este PP y otro PSOE», en línea con las recientes declaraciones que realizó Feijóo. Según ha agregado, será un Partido Socialista en el que «no esté un Pedro Sánchez que hoy ha humillado a una nación que merece un Gobierno más digno del que hoy padece, y un nuevo proyecto que garantice mayor calidad democrática».

Los ‘populares’ han concluido su mensaje asegurando que el «centro político y la moderación ya no tienen espacio en el Gobierno de España. «Y nuestra nación merece un Gobierno centrado y a la altura de un gran país. Y hoy no lo tiene», han indicado las mismas fuentes de la formación.

Fuente: Europa Press