Pide más ambición en el Gobierno, que no puede equivocarse con una hoja de ruta moderada que desmoralizará al electorado progresista

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) –

El coordinador federal de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha advertido al PSOE de que la izquierda se equivocará «de forma muy gravosa» si asume el modelo de seguridad «reaccionario» y «conservador» de la derecha basado en «más armas y tanques», dado que los problemas de la mayoría social no se resolverán con más presupuesto militar.

«No se trata de maniqueismo (…) se trata de saber en qué marco está cada uno y un gobierno y una política de la izquierda no puede comprar el marco de la derecha, porque en ese momento estamos condenándonos a la derrota, es así de sencillo», ha enfatizado.

También ha proclamado que el Ejecutivo de coalición debe desplegar medidas «más audaces» y nítidamente de izquierdas, dado que una hoja de ruta que pase por la «moderación» y la copia de las recetas anticrisis del PP está abocada al «fracaso» dado que desmovilizará al electorado. Por el contrario, ha defendido que mayor ambición en el programa progresista demostrará que es necesario y generará la «narrativa» para que la población defienda al Ejecutivo «en cada barrio».

«El Gobierno no puede permitirse el lujo de equivocarse», ha trasladado durante su intervención en la Coordinadora Federal de IU, el máximo órgano de dirección de la formación, respecto al debate sobre el concepto de seguridad y el aumento del presupuesto militar, aspecto que apoya el ala socialista de la coalición tras la celebración de la Cumbre de la OTAN en Madrid.

Durante esta semana Unidas Podemos ha manifestado que no apoyará elevar el presupuesto militar en un 2% del PIB y el propio Garzón dijo que era evidente que los ministros del espacio mantendría la misma posición que explicitaron en marzo, aunque ayer el titular de Universidades y miembro de los comunes, Joan Subirats, opinó que «está justificado» asumir más costes militares ante el aumento de las amenazas y riesgos internacionales que a su juicio conlleva la guerra de Ucrania.

VISIÓN «REACCIONARIA» DE LA DERECHA

Durante su intervención para exponer el informe de coyuntura política de la Ejecutiva de IU, Garzón ha disertado que la guerra de Ucrania, a consecuencia de la invasión rusa a este país, está suponiendo dar una «vuelta de tuerca» al concepto de seguridad.

Por un lado, ha señalado que la seguridad puede ser interpretada «poniendo el acento» en la parcela militar, que es lo que hace «las derechas» de forma «conservadora» y «reaccionaria» al sostener que se preserva con «más armas, más tanques, más policías, más ejércitos, más muros o más vallas».

Sin embargo, el líder de IU ha argumentado que la seguridad que reivindica la izquierda tiene un gran componente «civil», pues va a la raíz de los problemas que causan los conflictos como es «la pobreza», la «desigualdad», el «hambre», la «miseria», la «lucha por los recursos» o los efectos del cambio climático y que se luchan con otros instrumentos que no son los militares.

«Donde pongamos el acento estaremos apuntalando un marco u otro. Cuando la izquierda se suma al concepto de seguridad que pone el acento en la parte militar, creo que se equivoca de manera muy importante y muy gravosa porque entra en el marco precisamente que quiere el adversario, sino porque educa a su electorado en que el concepto de seguridad de la izquierda es el militar y eso no es verdad», ha lanzado ante sus correligionarios.

PIDE MÁS AMBICIÓN Y EVITAR QUE LA IZQUIERDA DE DESMOVILICE

En el plano socioeconómico, Garzón ha advertido de que la guerra de Ucrania se prevé «larga» y, por tanto, sus efectos en términos de escasez de materias primas, alimentos, recursos energéticos y combustibles van a extenderse.

«Esto es solo el principio de lo que pueda venir», ha avisado el titular de Consumo para defender los mecanismos desplegados por el Gobierno para bajar la factura de la luz, que han logrado mitigar en parte la factura al estar más baja en el entorno de la Unión Europea, pero en términos absolutos la «merma» a las familias por la inflación es elevada.

Y en consecuencia, ha reivindicado que el Gobiernos progresista tiene que tener claro que su objetivo es «proteger» a las mayorías sociales y combatir la «pérdida de poder adquisitivo» para la población, lo que requiere apostar de manera decidida de que gran parte de las crisis la asuman las grandes rentas y las grandes compañías, que han hecho su «agosto» con beneficios multimillonarios a raíz de la tendencia alcista en los combustibles.

También ha reflexionado que esa necesidad de audacia tiene un componente política y entender que las actuaciones emprendidas hasta el momento son positivas pero no suficientes, porque el clima político «está cambiando» y percibe una «desmoralización» de la izquierda mientras las derechas están «tomando posiciones» y ve que está imperando situaciones de descontento social que le son «muy favorables»

Frente a ello, Garzón ha emplazado a no permitir la «desmovilización» de la izquierda porque la oposición del PP no va a entender que esta crisis es un «problema de Estado» y que toca una acción política «honesta». Al contrario, el líder de IU ha diagnosticado que tratará de intentar aprovechar cualquier circunstancia para «desgastar» al Ejecutivo y intentar llegar a la Moncloa imponiendo su «cosmovisión» basada en el «ultraliberalismo».

Fuente: Europa Press