GRANADA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) –

   Francisco Cuenca (PSOE) se ha convertido este miércoles en el nuevo alcalde de Granada por mayoría absoluta en sustitución de Luis Salvador (Cs), que dimitió a raíz de que el PP rompiera el pacto de gobierno que mantenía con su formación y que este miércoles ha permitido al candidato socialista hacerse con la Alcaldía dándole su apoyo, junto al del otro edil de Cs y los de Unidas Podemos.

   La lista liderada por Francisco Cuenca fue la más votada en las pasadas elecciones municipales, cuando obtuvo una representación de 10 concejales, cuyos votos se ha sumado este miércoles a los tres de Unidas Podemos y los dos de Ciudadanos, que han optado por dar su apoyo expreso al candidato socialista en vez de abstenerse, con lo que ha sumado 15 apoyos.

   El candidato del PP, Francisco Fuentes, ha contado con el voto a favor de los seis concejales de este partido, de los tres concejales de Vox y de los tres no adscritos: Sebastián Pérez –que dejó el Partido Popular el pasado mayo– y los dos exediles de Cs Manuel Olivares y Lucía Garrido. Su candidatura ha sumado así el apoyo de 12 de los 27 corporativos que han ido introduciendo su papeleta en la Jarra de los Caballeros XXIV tras ser llamados por orden alfabético. La mayoría del pleno está fijada en 14.

   Francisco Cuenca vuelve a ostentar de nuevo el bastón de mando después de que ya se hiciera con él en 2016, a raíz de la dimisión del entonces alcalde, José Torres Hurtado (PP), tras su detención en la llamada ‘Operación Nazarí’ sobre una supuesta trama corrupta en la ciudad, rompiendo con ello 13 años de gobierno del PP en la ciudad.

   En la investidura de este miércoles, Cuenca ha contado con el apoyo de diversos representantes socialistas, entre ellos, el presidente provincial del PSOE, José Entrena; el vicepresidente primero del Congreso y diputado del PSOE, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD  

   Durante su discurso, tras recibir el bastón de mando y el collar de oro de la ciudad, Cuenca ha llamado a todas las fuerzas políticas a la «unidad», anunciando que este próximo lunes convocará una junta extraordinaria de portavoces para «poner, entre todos, los pilares de la recuperación de Granada» y les ha invitado a «un pacto por Granada» para la recuperación de la confianza de la ciudadanía en el Ayuntamiento y que a partir de hoy la ciudad «cierre la puerta a un periodo que debemos olvidar», ha dicho.

   Se ha referido además a la crisis sanitaria y social derivada de la pandemia, afirmando que «Granada no olvidará jamás a las personas fallecidas aquí por culpa de este virus maldito».

   «Granada no sólo no ha permanecido ajena a esta triste fotografía. Nuestro modelo económico, –excesivamente dependiente del sector servicios–, ha provocado que las cifras más preocupantes de esta crisis hayan encontrado en Granada un escenario tristemente cómodo: el desempleo, la caída del PIB, la incidencia vírica; todos estos marcadores han situado a Granada a la cabeza de las peores clasificaciones en nuestro país», ha sostenido Cuenca, quien ha recalcado que «ha llegado el momento de revertir esta situación, de aprovechar un escenario que, gracias a las ayudas que vamos a recibir de diferentes administraciones, podemos aspirar a la mejor recuperación posible».

   «Somos la ciudad donde Moderna fabrica sus vacunas; somos la tierra del acelerador de partículas; somos la capital europea de la Inteligencia Artificial; somos una ciudad capital del pensamiento. Todo ello debe ser un imán para la llegada de empresas a Granada», ha agregado el regidor, quien además ha anunciado que «no mas allá del mes de septiembre» convocará una Conferencia de Alcaldes de la Gran Ciudad Metropolitana «para hacer eficiente todo lo que compartimos y todo lo que nos une».

   «No es el tiempo de las discrepancias partidistas, no es el tiempo de los bloques: es el tiempo de Granada», ha remarcado al final de su discurso tras la crisis municipal vivida en las últimas semanas en el consistorio.

   Cuenca (Granada, 1969) es portavoz del grupo municipal socialista desde 2011. Es diplomado en Educación Física por la Universidad de Granada, funcionario de la Junta de Andalucía en excedencia, y máster en Alta Dirección de Entidades Sociales.

   Ha sido coordinador de la Delegación de la Junta de Andalucía y delegado de Obras Públicas e Innovación en Granada, y es padre de dos hijos. Originario del populoso barrio de la Chana, el socialista entró en política desde el movimiento vecinal, inspirado por su tío, Juan Cuenca, un histórico socialista que falleció en 2007.  Es amante de la lectura y de la música independiente y el rock. Pero, además, también disfruta de las tradiciones, como la Semana Santa granadina. Es socio del Granada CF desde niño, y también es un apasionado del Club Baloncesto Granada.

Fuente: Europa Press