MADRID, 18 Jul. (EDIZIONES) –

Un bombero rompe a llorar mientras de fondo el resplandor de las llamas refleja la virulencia del fuego que se acerca. La imagen, captada por el fotógrafo Emilio Fraile, colaborador de Europa Press, en el incendio de Losacio (Zamora), que se cobró la vida de un brigadista este domingo, muestra la cara más humana del drama al que se están enfrentando los servicios de lucha contra incendios en toda España.

El fuego continúa arrasando miles de hectáreas en todo el país como consecuencia de una ola de incendios en distintos puntos de España, que se propagan con facilidad debido a las altas temperaturas y las condiciones desfavorables para su extinción.

En Losacio también algunos vecinos tratan de ayudar a extinguir las llamas, tal y como vemos en estas imágenes.

EMILIO FRAILE - EUROPA PRESS

Otro de los focos más importantes en las últimas horas está en Pont de Vilomara (Barcelona). Allí, el fuego ha arrasado 95 hectáreas y amenaza con quemar hasta 1.500. En las imágenes captadas en el lugar por la fotógrafa de Europa Press Lorena Sopêna, vemos los incansables esfuerzos de los bomberos, con la ayuda de algunos civiles, para intentar controlar el incendio.

También desde el aire, con hidroaviones, se intentan estabilizar las llamas a pesar de las enormes dificultades y condiciones adversas. También la consternación de algunos vecinos que, como en la imagen, se echan las manos a la cabeza incrédulos ante la dramática situación que viven.

El fuego no da tregua tampoco en el norte, donde el fuego ha afectado a más de 3000 hectáreas en la sierra de Caurel, cerca de A Pobra do Brollón en Lugo (Galicia). Como podemos ver en las imágenes, tomadas por el fotógrafo colaborador de Europa Press Carlos Castro, el fuego arrasa hectáreas de bosque levantando una densa humareda que hace muy difíciles las labores de extinción.

Fuente: Europa Press