Admite «aciertos y errores» y reivindica los plenos del 6 y 7 de septiembre de 2017

BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) –

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha pedido este sábado por la tarde una estrategia común del independentismo: «Dejemos de pelearnos, de lamentarnos. Olvidemos los reproches y trabajemos juntos por una nueva oportunidad».

Lo ha dicho en su discurso durante la concentración en el Arco de Triunfo de Barcelona por el quinto aniversario del 1-O organizada por el Consell de la República (CdRep) con la colaboración de Òmnium, ANC, AMI, la Intersindical y la Cámara de Barcelona.

Ante los pitidos durante su intervención y los gritos de ‘Fuera, fuera’ y ‘Traidora’, Forcadell ha afirmado: «Estáis desilusionados: lo entiendo y lo comparto. En 2017 lo tuvimos tan cerca, que yo también me siento así. Pero estoy contenta porque veo que seguís movilizados».

Ha subrayado que la transversalidad y la diversidad fortalecen al independentismo y ha añadido que, tras la experiencia del 1-O y la reacción del Estado, han aprendido de los errores: «Hubo aciertos y errores. Hemos aprendido de la experiencia, que debe servir para culminar lo que empezó hace cinco años».

«NO NORMALIZAR LA REPRESIÓN»

Forcadell ha asegurado que, cinco años después del 1-O, continúan los juicios, las inhabilitaciones y las multas, y ha pedido «no normalizar la represión».

«Nuestra victoria fue tan aplastante y se sintieron tan vencidos y tan humillados que iniciaron una represión feroz y salvaje contra el independentismo», y ha recordado al expresidente Carles Puigdemont, los exconsellers Toni Comín, Clara Ponsatí y Lluís Puig, y a la secretaria general de ERC, Marta Rovira.

NO PERDER «EL RELATO»

Forcadell también ha reivindicado los plenos parlamentarios del 6 y 7 de septiembre de 2017, y ha asegurado que fueron un ejercicio de soberanía del Parlament y que no se menoscabó ningún derecho a pesar de lo que digan los contrarios a la independencia.

«Hemos dejado que ganen el relato aquellos que hicieron todo lo posible para desprestigiar la institución», ha lamentado, y ha defendido que los líderes del 1-O actuaron de forma que no se les pudiera reprochar vulneración alguna de derechos de los ciudadanos.

Fuente: Europa Press