Participa en Santiago en el Congreso de Familias Numerosas, donde pide incluir el reto demográfico en la agenda política española y europea

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado este sábado en Santiago de Compostela que, de llegar al Gobierno, extenderá el título de familia numerosa hasta que el último hijo tenga 26 años y recuperará el 45% de bonificación para la contratación de empleados del hogar.

Estas han sido algunas de las medidas que el líder popular ha explicado esta mañana en Santiago de Compostela, donde ha asistido al XII Congreso de Familia Nacional de Familias Numerosas.

«Evitamos así la economía sumergida y el desempleo. Era una medida de la que ya disfrutaban y hay que recuperarla, no quitarla en el momento que España necesita más niños. Es de justicia apoyar a los que aportan más», ha defendido, unas declaraciones que han arrancado un sonoro aplauso de los asistentes.

Feijóo ha insistido en que «es necesario comprometerse», algo que, ha comentado, siempre ha hecho el PP cuando ha gobernado. Así, ha enumerado algunas de las medidas ya tomadas como la regulación del teletrabajo, la ampliación de la reducción de jornada hasta los 12 años, la posibilidad de que el permiso de lactancia lo disfruten también los padres o el Plan Integral de Apoyo a la familia.

Con todo, ha reconocido que queda «mucho por hacer», por lo que ha propuesto también mantener la tarjeta de familia numerosa para los progenitores hasta la edad de jubilación, algo que le parece «justo y económicamente financiable», reconocer como familia numerosa de categoría especial a partir del cuarto hijo, y reducir el IVA del 21 al 10% la compra de vehículos para esta categoría.

PROBLEMA DEMOGRÁFICO EN LAS AGENDAS

El líder de los populares apuesta así por lo que él ha definido como «economía de escala familiar» ya que, tal y como ha apuntado recogiendo datos de la Federación Española de Familias Numerosas, siete de cada diez familias tiene dificultades para llegar a fin de mes y el 47% vive con menos de 2.500 euros al mes.

«Probablemente no son los que más contribuyen económicamente, pero sí los que más lo hacen a la sostenibilidad del país, de las pensiones, de los derechos sociales y económicos del país», ha reivindicado, recordando el lema de un congreso anterior: «no somos el problema, somos parte de la solución».

En esta línea, y recogiendo el lema de esta edición, ‘presente y futuro’, Feijóo ha recordado que España tiene «un grave problema demográfico» desde hace «mucho tiempo». Una situación que, comenta, tapaban el número de partos de la población inmigrante, pero «en las comunidades donde no hay, se veía que el número de fallecimientos superaba al de nacimientos».

Sobre esto, ha mencionado que el año pasado nacieron 150.000 niños menos que hace 10 años y que la tasa de natalidad estaba en el 1,1, «muy lejos de garantizar el relevo generacional». «Esta circunstancia provoca todos los males posibles: dificulta nuestra supervivencia como país, a nivel social y económico», ha indicado.

Es por este motivo que ha pedido incluir esta situación «en la agenda política», un aspecto que ha olvidado, «no sólo España, también la Unión Europea». «Europa ha incluido la transición energética y digital, pero no la demográfica. Vamos a dejar de ser el viejo continente para ser el anciano continente», ha aventurado.

«TORMENTA PERFECTA»

Al igual que otros participantes, Feijóo ha destacado que estas familias son de los grupos que más se están viendo afectados por lo que ha definido como «la tormenta perfecta» en referencia a la situación económica y social actual, marcada por la recuperación pandémica y la guerra de Ucrania.

«No estamos en un buen momento. Queda mucho espacio para reucuperar la riqueza de antes de la pandemia, pero estamos a la cola de la UE en la recuperación del PIB prepandemia. Y ya nos advierten de que no lo recuperaremos hasta 2024», ha recordado.

A esto se suma, ha apuntado, la pérdida de poder adquisitivo, la inflación más alta de los últimos 40 años y «productos básicos como la energía o la cesta de la compra en una situación límite». «Hasta hace poco España tenía una de las cestas de la compra más baratas de la UE y ahora es una de las más caras», ha señalado, haciendo referencia además a los últimos datos del IPC de alimentos, que indican una subida del 14,4%.

También ha enumerado algunas de las medidas, que ha remarcado que serían «temporales», a tomar para afrontar esta situación y «aligerar la presión de las rentas medias y bajas».

«Seguimos pensando en disminuir el impuesto de la renta a partir de enero a estas rentas. Como se ha recaudado más que nunca, parece razonable actualizar un impuesto que lleva sin revisarse desde 2008. Desde ese año la inflación ha subido más de un 27%», ha explicado. Sugiere además rebajar el IVA de alimentos básicos como la carne, el pescado o el agua embotellada.

Feijóo ha concluido su intervención agradeciendo la invitación al Congreso y el trabajo de las diferentes asociaciones, así como reivindicando una vez más el apoyo a unas unidades familiares «que representan el 9% de las familias de España, pero el 20% de los hijos del país».

Fuente: Europa Press