MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) –

Mandos policiales de los Servicios de Información de la Policía Nacional y la Guardia Civil han incidido este jueves en la amenaza que representa el retorno de yihadistas, subrayando que son más preocupantes las rutas terrestres como la de los Balcanes que los que acceden a España en patera.

«En agosto hemos practicado la detención de un retornado por la ruta de los Balcanes, que es más preocupante; cuando los retornados vienen en patera son objeto de una toma biométrica y de alguna manera hay una reseña, pero pasar por las fronteras terrestres es más sencillo», ha señalado el comisario principal Manuel Rodríguez García-Risco.

En su intervención en el 9º Foro Elcano sobre Terrorismo Global, García-Risco ha recordado operaciones de la Comisaría General de Información contra combatientes que venían desde Argelia, pero habían retornado desde Siria por África «o algunos en vuelos de avión a Nairobi».

De esta forma, ha puesto en valor la relevancia de atender a los flujos de retornados una vez que cayó el autodenominado Califato de DAESH en Siria e Irak, algo que no descarta que se pueda reproducir en países africanos como Mali. «Tal y como está el asunto, en cualquier momento se reproduce un santuario y empieza allí la gente a viajar y adiestrarse, y los tenemos aquí al lado», ha apuntado.

Entre los riesgos ha citado las liberaciones de prisioneros como los 800 que lograron salir de una cárcel en Nigeria o las «facilidades» que encuentran para retornar desde Turquía.

En oposición a esto, ha hablado del «retorno estructurado» por parte de las instituciones de personas recluidas en campamentos en el norte de Siria. También ha citado la vuelta al poder de los talibán en Afganistán, ya que ven como una amenaza que algunos «se puedan colar» al margen de los refugiados.

«ACTIVIDAD INGENTE» AL MARGEN DE LA VÍA PENAL

El coronel jefe de la Guardia Civil Francisco José Vázquez ha incidido sobre la «actividad ingente» que desarrollan al margen muchas veces de la vía penal de la mano de fiscales y jueces para la detección precoz de radicalismos, reconociendo que actualmente se puede decir que es el principal «dolor de cabeza».

En este sentido, ha aludido a los casos donde existe una «psicopatía» y ha citado operaciones recientes de la Guardia Civil como la que llevó al arresto de un exmilitar español arrestado en Zaragoza y que residía en la localidad de El Pont de Suert (Lérida).

A preguntas de la moderadora, el responsable de la Guardia Civil ha debatido sobre las sentencias absolutorias de detenidos por terrorismo yihadista haciendo ver la dificultad que tiene en muchos casos fundamentar con pruebas tipos delictivos implantados en 2015 como el autoadoctrinamiento.

«Hemos ido aprendiendo fruto de las sentencias», ha asegurado Vázquez, al hilo de una intervención anterior de su colega de la Policía. «No es excusa, pero tomamos decisiones con actos preparatorios inexistentes», ha continuado este mando de la Guardia Civil. «Es más complicado instruir un delito de autoadoctrinamiento que un delito de ETA con 20 muertos o un secuestro», ha señalado.

Fuente: Europa Press