El socialista Nacho Sánchez justifica la necesidad del Estado de defenderse con medios legales ante un «ataque tan grosero a su soberanía»

BRUSELAS, 27 Oct. (EUROPA PRESS) –

Eurodiputados del PSOE, PP, y Ciudadanos, junto con expertos en desinformación, han denunciado este jueves en el Parlamento Europeo las «injerencias» rusas en España durante el procés independentista catalán, en una sesión centrada en los contactos del entorno del expresidente Carles Puigdemont con personas afines al Kremlin.

En el marco de una sesión de la Comisión sobre Injerencia Extranjera de la Eurocámara, el periodista de ‘El Periódico de Cataluña’ Jesús González Albalat y el investigador del Institute for Statecraft en Londres Nicolás de Pedro han analizado los contactos de Puigdemont con emisarios rusos, supuestamente cercano a Vladimir Putin, el día antes de declarar la independencia, hace ahora cinco años.

Durante el debate, desde el PSOE, Nacho Sánchez Amor ha insistido en que las maniobras de Moscú van más allá de la mera desinformación ya que hubo una «injerencia directa» facilitada por la «increíble» actuación del entorno de Puigdemont.

PSOE: «NO FUE INGENUIDAD, ERA ANSIA DESMESURADA»

«Estos aprendices de brujo abrieron la puerta a oscuros emisarios de Putin animándoles a romper un país, un sistema constitucional e hipotecar una hipotética Cataluña independiente», ha defendido. En este sentido, el socialista ha señalado que «ni el más ingenuo concejal de pueblo podría pretender que no sabían las consecuencias de este tipo de contactos».

«Esto no era ningún tipo de ingenuidad, y justifica la necesidad de defenderse las democracias, y justifica la necesidad de defenderse con medios legales de la democracia española ante un ataque tan grosero a su soberanía», ha planteado.

Según Nacho Sánchez, se trató de un «ansia desmesurada por conseguir los objetivos políticos a costa de lo que fuera saliéndose de los canales que hasta entonces los secesionistas habían utilizado».

El eurodiputado del PP Javier Zarzalejos, por su parte, ha apuntado a la presencia rusa durante la crisis en Cataluña con espías, contactos y desinformación generalizada. «Nunca la injerencia rusa ha alcanzado semejante intensidad y desvergüenza como en la crisis provocada por los secesionistas catalanes», ha afirmado, recalcando que personas cercanas al Kremlin ofrecieron apoyo militar y económico y reconocimiento a la independencia.

«Rusia sigue interesada en apoyar movimientos secesionistas para defender la anexión de Crimea basándose en un derecho a decidir. España es una prioridad para Rusia», ha resumido el representante del PP.

Maite Pagazaurtundua, de Ciudadanos, ha subrayado que para aprender la lección se necesitan datos y estudios, por lo que ha pedido que se encargue a centros de investigación europeos una investigación a fondo de los lazos del independentismo catalán con el entorno de Putin.

MOSCÚ BUSCABA CAOS Y SANGRE EN CATALUÑA

En todo caso, ha criticado la «desinformación masiva» que puso en circulación Rusia durante el procés independentista con la intención de «romper» a la opinión pública, asegurando que Moscú buscaba generar «caos» y «sangre» en Cataluña.

El Parlamento Europeo ha pedido en dos ocasiones que se llegue hasta el final en las investigaciones de las injerencias rusas en el procés independentistas catalán, después de las informaciones periodísticas que señalan la presencia de Rusia en momentos clave de la crisis y el supuesto apoyo militar que ofrecieron enviados del Kremlin en distintos contactos con el entorno de Puigdemont.

Fuente: Europa Press