Bélgica tiene diez días para ejecutar la orden de entrega

BRUSELAS, 17 (EUROPA PRESS)

El Tribunal de Casación belga ha confirmado este martes la sentencia que ordena la entrega a las autoridades españolas de la etarra Natividad Jáuregui, reclamada por la Justicia española por el asesinato del teniente coronel Ramón Romeo en Bilbao en 1981, han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Las autoridades judiciales belgas tienen ahora «un plazo de diez días» para ejecutar la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) y coordinar con las autoridades españolas la entrega de Jáuregui, han precisado las mismas fuentes.

El Tribunal de Apelación de Gante había dado ya luz verde a la extradición pero la defensa de Jáuregui anunció hace una semana que presentaría un recurso ante la corte de Casación y que la resolución del caso podría demorarse meses.

Sin embargo, el alto tribunal ha rechazado finalmente este martes el recurso presentado por la defensa de Jáuregui por lo que el plazo para ejecutar la Orden Europea de Detención y Entrega empieza a contar «inmediatamente» y debe realizarse «sin demora».

La terrorista reside en la ciudad belga de Gante en donde se encuentra en condición de detención bajo vigilancia mediante pulsera telemática por decisión de los tribunales que examinaban de nuevo su caso.

Fugada de España hace más de 30 años, Jáuregui fue detenida en 2013 en Bélgica, en donde reside desde que logró que los Tribunales de este país rechazaran su entrega a España cuando la reclamada alegó que estaban en riesgo sus derechos fundamentales.

El caso fue reactivado por España después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenara en 2019 a Bélgica a indemnizar a los hijos del teniente coronel por falta de cooperación en la investigación que se siguió en España contra Jáuregui.

Estrasburgo concluyó que las autoridades belgas no cumplieron con la «obligación de cooperar» con España para investigar y juzgar su posible participación en el asesinato del teniente coronel Romeo, porque no se llevó a cabo un examen riguroso de las euroórdenes.

Jáuregui fue miembro del ‘comando Vizcaya’ de ETA en plena época de plomo de la banda terrorista y lleva fugada de España más de 30 años. El asesinato de Romeo, fue perpetrado cuando salía de misa en la Basílica de Begoña en Bilbao.

También tiene pendiente otras causas en España, todas por atentados cometidos a principios de los ochenta: los asesinatos del teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche y del policía nacional Francisco Francés, ambos en Bilbao en 1981.

Contador

Para leer más


Fuente: Europa Press