MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) –

Hasta 67 víctimas de los ataques de artillería rusos han sido enterradas en una fosa común en Bucha, a las afueras de Kiev, según ha informado este domingo el director del centro de atención primaria de la vecina Irpin, Andrii Levkovskii.

Levkovskii ha publicado un vídeo en Facebook cuya veracidad no ha podido ser verificada en el que se puede ver a varias personas descargando cadáveres en bolsas negras de plástico de un camión para colocarlos en una zanja excavada en la tierra.

Según esta fuente, los fallecidos no han podido siquiera ser identificados antes de ser sepultados en los aledaños de la iglesia de Bucha. «¿Decís que no hay guerra?», se ha lamentado Levkovskii.

Poco después, y en respuesta a esta información, un responsable del Ministerio del Interior, Anton Gerashchenko, ha anunciado que se cuando termine la guerra se construirá un monumento en recuerdo al «fascismo ruso» en ese mismo lugar.

Gerashchenko había denunciado previamente que las fuerzas rusas han «arrasado» la localidad de Bucha y ha publicado un vídeo que recoge la zona destruida.

Fuente: Europa Press